El camino… una vez más, el camino…. 💭 🛤

Pensando un poco, en este día que ya se ha ido…

En el camino de la vida

Muchas veces podemos

Sentirnos cansados y

Agobiados,

Las subidas cuestan,

Las bajadas nos desenfrenan

Lo que adorna nos deslumbra

Y puede hacernos caer.

Si el camino es solo recto

Nos hastiamos, nos da sueño

Corriendo el riesgo de

Chocar, de lastimarnos.

Si son muchas las curvas o

Desvíos, simplemente nos

Perdemos, al punto de no

Poder recuperar la ruta que

Teníamos.

Y entonces… ¿cuál es el camino?

EL MEJOR CAMINO,

El verdadero es el que te permite

Pasar por todo ello, sin que te

Quedes en el intento.

Es sería la trampa, la mentira,

El invento…

Lo de “no hacer nada” “confórmate “

“Quédate quieto”

Subirás y bajarás en un momento,

Las curvas las sortearás

Igual que el camino recto,

Nada de eso te atará, pues tú sabes

A dónde vas,

Indistintamente que otro quiera

Dirigir la escritura de tu cuento.

EL CAMINO sin duda necesitará

Ser pisado, Para adquirir sentido

Entonces, entonces quien lo anda

Será el que determine su destino.

Cuando ya o quieras mas,

Sabrás

Que ya se acabó el camino…

Mientras sigo aquí…

Tú, parte de mi camino, quizás el punto de llegada o el desvío, la curva donde me pierdo, el andar derecho y recto, lo que también me hace quedarme a la vera y en el centro. El papel en blanco donde mis letras escriben el cuento.

Anuncios

Días que pasan… 👀🌤☁️

Esta semana ha tenido de esos días que comienzan espectacular y termina igual. Y aunque mi cuerpo no se ha sentido muy bien, ver hacia arriba y disfrutar de lo que me rodea, me saca estas palabras…

Cuando amanece

El rosado de la nubes

Como algodones dulces

Nos llenan de ganas de

Saborear cada instante.

Cuando el día despierta

Nos damos cuenta que

La vida no es para

Quedarse dormido sino

Para salir a cabalgar las nubes

Llenarnos del cielo,

Y cubrir con sus colores

Aún nuestros miedos.

Cuando la luz rompe

El silencio de lo oscuro

Se oyen pájaros alegres

Cuyo cántico nos invita

A vivir con una melodía

En el corazón.

Cuando se que estás

Al otro lado de mi amanecer

O el atardecer,

Y el día sucede…

Los pétalos de mis flores

Se abren y anuncian

Que las horas venideras

Están llenas colores

Que no esperan.

Cuando el día nos motiva

A no guardarnos una sonrisa

Para después,

Para cuando sea

Ese momento indicado,

Sabremos que estamos

Acudiendo a la cita cotidiana

Con tanto para disfrutar

Aún siendo humanos.

Cuando vienes a mi encuentro

Como el sol de la mañana

O los colores de la tarde

Que se marcha,

Y me rosan tus pensamientos

Entonces , siento,

Que es toda una maravillosa

Experiencia

El tener un corazón

Que no se calla,

Que arde en llamas

Y que tú escuchas

Quizás a través del latir

De mis palabras.

Días que pasan,

Y yo los contemplo desde mi alma.

Escribe…

La escritura llega a convertirse en la forma más libre que un corazón puede encontrar para expresarse.

Ese es el mundo donde no hay restricciones absurdas, imposibles que lastiman, ni censuras odiosas que solo quiebran las alas de cualquier sentimiento que despegue.

Deja que el corazón hable, derrama lo que eres en ese espacio a la medida que se escapa del territorio de las imposiciones.

No silencies lo qué hay dentro de ti… déjalo salir y será bienaventurado el que se descubra destinatario de tus letras, esas mismas que sacuden y expresan lo que a veces la boca no se atreve a decir.

Escribe… solo escribe, si eres de los que conoces la libertad que se encuentra cuando las letras se escapan y el universo del papel se expande a nuestro antojo, llevándolo a cualquier territorio, incluyendo el digital, donde cada capítulo será la vida que quieres, y cada letra el impulso que tienes para lograrlo.

Conquista esos mundos que hasta ahora estaban ajenos e inalcanzables y navega por las aguas que quieras, asumiendo aún los naufragios como una experiencia rica. Escribe tu historia, que la brújula del sentimiento te guíe.

Por supuesto, escribirás si es el mundo al que perteneces, sino te irá bien en medio del silencio que implica no necesitar expresar lo que se siente. Ese es otro mundo (uno que no conozco).

Diciembre… diss que empiezan y terminan

Diciembre ha estado bonito. A pesar de que el ambiente en general por estos lados es mucho menos alegre que en otro tiempo, Diciembre con sus matices nos recuerda qué hay esperanza.

Sus intensos amaneceres, me dicen que no desmaye, que no pierda los colores del camino, aunque el paisaje pueda volverse solo a blanco y negro.

Luna y sol han salido a jugar en simultáneo, recordándome también que a veces lo que parece imposible, se da cuando menos lo esperamos.

El esplendor de estos primeros días de Diciembre insisten en hacerme ver qué hay belleza sin igual, si nos disponemos a encontrarla. A veces quienes tenemos los ojos feos, somos quienes miramos. 😳

Un sol apenas asomándose para luego bañar todo con su esplendor es un recordatorio perenne de que si queremos que alguien se entere de que “aquí estamos” debemos manifestarnos. Y los resultados pueden ser extraordinarios.

El ser testigo de esta maravilla, me recuerda lo hermosa que es la vida.

Sus tardes no han perdido el mismo estilo, van cargando sobre ellas una extraordinaria belleza que no puede ser obviada. Por pasarnos de largo, cosas como esta es que no estamos muchas veces ejercitamos cuando algo sublime se nos presenta, llámese sentimiento u otra cosa.

Diciembre se prepara para irse y con él también, el 2017…. como todo lo que inicia que en algún momento termina.

Sus colores han sido presagios de lluvia, de claridad en muchos momentos y de luz que brilla tanto en forma de sol como de Luna.

Hoy, su gris es intenso, pero no por eso menos bello, como algunas cosas en nuestra vida que aunque no son todo lo palpable que quisiéramos, no dejan de ser intensas por ello.

Sigo paso a paso, Diciembre, mirándote Cielo.

Motivo de gratitud… luz

Nada como un rayo de luz, cuando en el camino estamos confundidos.

Los que se quedan a nuestro lado para aportar luz cuando la necesitamos, son los constantes motivos de nuestros agradecimientos.

No todos quieren la luz
No todos piden ser apoyados
Pocos quieren aceptar la mano
Que les ayude a cargar su cruz.

Pero para los que si la quieren, vale la pena estar…

Descanso… sombra 🙂

A veces solo se quiere tranquilidad en medio de tanto bullicio, una sombra agradable bajo la que la cual descansar. Los que solo encandilan y enceguecen, con un brillo falso, suelen durar poco tiempo porque su luz no es verdadera.

¿Yo?

Quiero ser descanso en tu camino
Luz y sombra que no encandila
Quiero ser pasos que en tu vida
Los des para llegar a tu destino.