De paseo por la vida…

La vida…

Ese ancho camino, que en algún momento se hace angosto y peligroso, nos incita a pasear, a disfrutarla, porque se acaba, a respirar el momento antes de que se nos escurra entre las manos.

Entonces abro mis ojos, y sobre todo el corazón y hago mi expedición en busca de lo que trae, su belleza y maravilla por doquier.

Hay colores que encienden las miradas, hasta hacernos sentir sofocados de pensar cuantas cosas nos sugieren. La pasión se vislumbra en todos lados.

Hay nubes que aún en el cielo tan inmenso, prefieren andar a solas. Sus motivaciones irán cambiando así sus colores. Todos tenemos derecho a la tranquilidad se estar con nosotros mismos. Eso es inalienable.

Anuncios