De esos días… de Noviembre ⬇️

Hay días que nos empeñamos en verles de lejos…

Como que si ocultarnos de él, funcionara y no asomarnos a verle solucionara las angustias.

Por supuesto que no es así, y el se encarga de hacérnoslo saber,

Abrimos nuestros ojos entonces, y entendemos que lo bello no deja de serlo nunca, aunque se opaquen nuestras pupilas.

Y así se pasea ante nosotros y logra rozarnos la admiración diaria, esa que hace que tengamos un lugar en el corazón, para él.

Despliega su horizonte y nos envuelve; es sencillo quedarse ahí para encontrarle.

Las razones que nublaban nuestros ojos, se marchan y vamos comprendiendo en verdad que nunca existieron.

Y retomamos los pasos como quien estuvo ausente por un momento se la ruta hacia el tesoro escondido.

Ese mismo que nosotros alguna ve enterramos, y por eso somos los únicos que sabemos el cambio.

💭

Hay de esos días y de muchos otros, en los que la noche se hizo eterna, por no dejarnos soltarla, pero tampoco regalarnos del descanso propio de ella.

De esos en los que el telón de nuestros ojos quiere negarse a su nueva función de contemplarlo todo y encontrar la vida en medio de ello.

Días en que es más fácil, pero no mejor, apagar los sonidos que perciben nuestros oídos para no atormentar el alma con buenos cantos, pero eso incluye también dar la espalda a melodías que cuentan historias propias de la vida.

De los mucho otros, hay para recordar, postear y alardear siempre. Esos en que todo va a tiempo, del color que queremos y en los que se interpretan bien las palabras que dijimos, así fueran dichas a medias. Esos, esos no necesitan mucha explicación, esos son los que nos gusta mostrar, aunque en realidad duren muy poco o realmente ni existan.

💭

Noviembre, este es el día que me enseñas, o mejor dicho que dejo que me muestres, no evadiendo ya la mirada.

Noviembre 15, 11:35 am

Días de Luna 🌒 😍

Los días de Luna… parecen pocos, porque lo pensamos de acuerdo a cuánto tiempo le vemos.

Cada mes le tiene adornándole en pleno y eso lo validamos con sus fases.

Pero ella está, siempre está, más allá de lo que veamos y por eso también nos mantenemos en nuestro sitio.

Los días de Luna son todos los días, pero como somos los humanos, le ponemos fechas y en los demás, casi ni existe.

Pero hay quien se alegra y le conoce, y su imponente rostro le seduce, vuela y vuela mientras cree que la toca.

Ella le observa serena, sin que que su respiro se interponga sus vueltas en el aire y le trastorne de algún modo el día.

Le escucha cantar mientras agita sus alas, y es como un aplauso ante su visita.

De un lado y del otro le recorre, como si sus cortas alitas, fueran suficiente.

No sabe de circunferencias y medidas, de kilómetros y distancia, solo que le ve y se alegra.

Entonces yo como él, no quiero perdérmela y le pido que me lleve en sus alas.

A mirar su rostro, su esbelto cuello y ese aire de señora recatada.

Me acerco sabiendo que es su día, como todos en los que está, sin que pueda mirarla.

Su perfil es hermoso, se acerca más a mí, que yo a ella. Puede solo tocarme cuando mira, yo le contemplo clara aún de día.

🌒 A veces a quien tenemos más presente, es a quien no podemos ver todo el tiempo. Pero sabemos que ahí está, para nosotros.🌒

Noviembre 14, 7:01 am

Cómo estemos… hoy Noviembre

Día que comienza

Luna lejana

Colores que sonríen.

Acercarse es cosa nuestra

Vencer el miedo

Atravesar las dudas que llegan.

Gris que destaca

Ojos abiertos

Enfoque en la tristeza.

💭

Los días son días, más iguales o diferentes unos de otros. A veces nos enfocamos más en destacar lo que traen y otras solo nos quedamos a lamentar lo que no llega.

Son rosados o grises, azules o nublados de acuerdo a cómo estemos, podremos hacernos un manto con cada uno que sirva para arropar nuestro desconsuelo o adornar nuestra alegría.

En cada uno tenemos permiso, para estar como nos sentimos. Que no están vetadas las tristezas, ni sacadas de las páginas de nuestro libro, que conviven junto a la felicidad aunque esta pueda verse solo a ratos.

Y nadie puede imponerte un estado se ánimo, porque justamente eso es lo que “anima” tú alma y en ella se refleja lo que sientes. Quizás alguien lo influya, pero no lo determina aunque quiera.

Hoy toca ver el día, contemplar la vida y aceptarnos como estemos, ya sea bailando en el salón de la euforia o sentados en silencio en el balcón de la nostalgia.

Porque cada día es igual y diferente y tenemos el permiso de sentirlo de acuerdo a cómo estemos. Algo muy íntimo y privado, que tal vez alguien más no lo perciba, algo que es solo nuestro y es de adentro.

💭

Noviembre 13, 6:34 am

Luna… Noviembre y yo 🌑💭

A veces es Noviembre y hay Luna,

Luna llena, bonita, radiante que ilumina todo,

Con más cara de sol que de otra cosa,

Con máximo esplendor para quien le mira.

Hay Luna…

Con apariencia de señora, impecable en su vestido,

Asistiendo a la fiesta de noche para engalanarla

Esperando a su marido reluciente al final del jolgorio

Aunque a veces le deje plantada por cumplir con su guardia.

Madrugada de Noviembre y Luna…

Muestra su cara interna, sus cicatrices,

Aquellas que surgieron del desengaño ,

De los desencuentros, de saber que no llegaba aunque quisiera

Además de su belleza, cuenta también de sus momentos grises, los imposibles.

Es Noviembre en madrugada…

Y es Luna a la que veo, y es mágica

Dice mucho aún sin palabras, quietud que mueve al mundo,

Las mareas se le rinden, los Campos libran su batalla,

Los enamorados suspiran a su sombra, ella serena ahí como si nada.

🌑

Es madrugada de Noviembre y Luna toca a mi ventana, para platicar un rato y no sentirse tan sola allá arriba; su lucero no está por ahí haciéndole compañía, por eso aprovecho y me acerco. Pone su hermoso rostro a mi espalda y la escucho respirar, sin decir nada. Su silencio me cuenta de esperas largas, de conocer lo imposible cara a cara, de soledad en el alma, de distancia.

Te comprendo Luna, se como es… pero también se que si tu misión es alumbrar en la noche, que la oscuridad se espante… lo harás, así quedes tú por dentro apagada.

A todas esas “Luna” que alumbran los momentos más oscuros, las infelicidades más grandes, los amores más dolorosos, va mi saludo y me respeto en este día que comienza, en esta madrugada.

🌑

Noviembre 12, 5:35 am

Nubes solas… que dices Noviembre?

Este día lo he tomado diferente, porque aunque es un Lunes como otro, pretendo no ser una más como todas.

Las nubes han tenido su movimiento propio, parecieran con un “live” de ellas, no con un efecto equis de una cámara. Ellas como que también salieron dispuestas a romper con lo de siempre.

El día llamaba y daba voces, y aún así seguí a mi ritmo, a veces uno necesita eso ir solo al compás de los pasos que puedas dar. Estrenar algo, descubrir cosas, atreverse a tener una primera vez en algo.

Así, este Lunes, el segundo de noviembre vino conmigo y espero pacientemente a que le mirara, mientras él se movía a su gusto

Y le dije: —Ves, ¡tú si puedes! Moverte a tu ritmo y en tu espacio.

Entonces respondió comprensivo:

—Ya, ahora entiendo, entonces tu también hazlo. Yo te espero.

Caminé hasta la orilla una vez más y comprobé que hoy era Lunes, de nubes solas.

Que cada una decidió tomar distancia de las otras y refugiarse en sus propios pensamientos.

Como si de pronto comprendieran que hay espacio suficiente como para no estar apretadas, o descubrirse diferentes luego de una discusión acalorada.

Lo cierto es que cada una estaba por su cuenta…

Me pregunté cuando las veía:

—¿Cuánto tiempo puede durar eso de estar así, separadas? Las nubes son como grandes familias que se mueven cuando quieren, todas juntas, en manadas.

☁️

¿Qué nos hace separarnos de la gente?

😠El que no piensen como nosotros o no aprueben lo que pensamos. Nuestro ego nos convoca a sentirnos ofendidos, entonces rechazamos a los que se nos oponen y nos quedamos con nuestras certezas, solos.

😠El equivocarnos en la justa medida de nosotros mismos. Creernos más o creernos menos que aquellos de quién nos alejamos. O no llegamos a su estándar o somos una talla más grande, pero al final no encajamos, porque la talla la tenemos en nuestra mente. Buscamos aprobación o la damos y en eso consiste todo. Y quedamos con una “A” de aprobado en la boleta, pero solo sin tener con quien compartir los triunfos.

😠Nos quedamos solos, lejos de todo aquello que según nosotros nos “intoxica” . Ahora está muy en viga eso se la gente “tóxica” y nos rodeamos de todos los demás que simplemente nos dicen lo que queremos escuchar, nos haga bien o no. Pero, sin contrapeso en nuestra balanza, creeremos que estamos perfectos, que no hacemos nada que este mal, que merecemos todo. Y eso al final nos dejará también sin esos que nos adulaban, porque no es cierto, somos humanos y algo tóxicos de vez en cuando. Perfectos y solos.

😠El temor nos deja sin poder compartir lo que queremos con esa persona. Vienen las posdatas, los después, los mañanas y termina extinguiéndose aquella llama a la que sometimos continuamente a una lluvia de hielo. Quedamos “a salvo, cómodos” pero solos.

Y la vida no se hizo para estar solos, aunque los tiempos de soledad buscada son deliciosos (yo disfruto el estar sola), sin embargo somos seres gregarios por naturaleza y no podemos fingir que no necesitamos de nadie. Eso nos volvería insensibles e inhumanos.

Por tanto, cuando no tengamos a nadie que quiera estar en nuestra vida, la respuesta la tenemos, no culpándoles a ellos sino reconociendo que el motivo lo tenemos con nosotros.

☁️

Y encontré a las nubes reconciliadas luego, así que sirvió de algo mi conversación con ellas…

Noviembre de nubes que se separan y que vuelven a unirse.

Noviembre 11, 9:54 am

Noviembre…pensando en ti

Cuando amanece el día decide saltar de la cama, los sueños acaban para ser llevados a cabo y las pesadillas… las pesadillas ahí mueren.

La luz se cierne sobre las montañas como dando un saludo con palmada en su espalda, suave, calentito para que no despierten “a la brava” y sonrían.

Y Luna que estuvo media tapada en la madrugada, que su cara estaba cubierta por penas y vergüenzas prestadas, decide irse a dormir a pierna suelta.

Porque nadie puede llevar las cargas de otro todo el tiempo, y cada quien necesita sus propias historias, barrancos y desengaños.

El día se encarga entonces de escribir sus frases nuevas, limpiando el lienzo de cielo con su brazo, dejando algo de rastro allí, y también en su cuerpo.

Pero entonces existe espacio para hacerlo, es posible llenar de letras el cuaderno, escribir sobre las nubes, esas que también puede tener nuevos sueños.

Y hay escaleras que conducen hacia arriba, pero por esas mismas no olvidemos que descendemos, por eso darnos el permiso de mirar es bueno, pero bajar a ojos cerrados es cosa de gigantes, de maestros.

Que vamos corriendo en busca de algo que dura poco, pero mientras lo hacemos el corazón corre a millón, corre ligero; y disfrutar los minutos que dure es un regalo, que nada hicimos para poseerlo.

Entonces las vida con sus huecos y picos, nos muestra la oportunidad para alumbrar y no dejar de iluminar mientras aquí estemos.

Porque nadie sabe mirar al cielo, si no estuvo antes tocando por un rato el duro suelo, llorando quizás por estar en lo profundo, sintiéndose casi muerto.

♾ Hoy es una nueva oportunidad para saltar con el día de la cama, agradecer por el solo hecho de estar vivos, ver secar esa lagrima en nuestros ojos por aquel que queremos y no tenemos, pero darnos cuenta que podemos sonreír por todo lo que por regalo si es nuestro. Que hay algo más que caprichos y placeres, que el sentido de la vida es mucho más profundo y sencillo que eso; es tomar la mano de alguien que lo necesite y saber que en algún momento podemos sostenerle, que nos olvidaremos un poco de nosotros mismos para ir por alguien más y alzar el vuelo, entonces el cielo no será sólo el lugar para los sueños, sino un espacio donde es maravilloso poder hacerlos. Que a veces solo se trata de querer a alguien más y estar atentos.♾

Noviembre 10, 7:28 am

Nubes que nacen y mueren… Noviembre nueve ⛅️

Hoy también nacen las nubes…

Como grandes esperanzas en medio del caos continuo y unas ganas de luchar porque no todo sea igual.

Vienen y se colorean…

Como quien ha sido invitado a una fiesta y luce su mejor cara, tapando su palidez para así verse rozagante y lozano.

Van firmándose de distintas maneras…

Como si ser de una forma u otra no importara, de la misma manera con características diferente deambula mucha gente por esta tierra.

Y también languidecen…

Como diciendo que no se pierde el derecho a estar triste, aún en medio de la celebración y el convite

Que las nubes nacen y mueren cuando ante nuestros ojos, llueven…

⛅️

Cada respiro indica que aún vivimos, estemos conscientes o no de ello. Y plantarse ante la vida de algún modo, es una alternativa que todos tenemos, con buena actitud o con prejuicios, ahí lo hacemos.

Si le damos importancia a ese respiro, viviremos conscientes, seremos humanos, quizás disfrutaremos. Si lo dejamos pasar desapercibido, aún sin que llegue la hora de irnos, viviremos jugando a estar muertos.

Las máscaras no sirven, vivir en un eterno carnaval no nos hace más contentos; aunque logren pegarse a nuestra piel jamás llegamos a ser todo lo que fingimos, eso está muy lejos.

Vivir con la esperanza pegada a nuestra espalda, en el medio del caos aún sin saberlo, es mejor que creer que estamos a salvo sin sentir nada, por temor a sufrir y el corazón seco.

Que hoy estaremos contentos y también tristes, porque son muchas las cosas que suceden, pero como nubes tomaremos distintas formas y entre una y otra haremos, lo que se puede.

⛅️

Noviembre sin buscar la solución última a todas las cosas, reconociendo limitaciones y aún así experimentando la vida.

Noviembre 9. 6:25 am

Noviembre azul… un día más

Así, como cuando nos alentaba el alma ver la inmensidad azul y creíamos que podíamos navegar en ella.

Con los ojos llenos de la Luz que brota el día cuando llega, y no existen lugares para estar ausentes.

Somos historia que otros cuentan y se estremecen cuando lo hacen, aunque no nos creamos los finales.

Y nuestras pisadas recorren caminos que ni siquiera imaginamos, de la mano de alguien más que decidió cargarnos.

Que el azul se vuelve agua y nos la bebemos, para olvidar los días en que ella estuvo ausente.

Los dolores van y vienen como olas, como nubes que ocupan al cielo y luego lo dejan, para al final hacerse lluvia.

Así como las flores momentáneas, que respiran belleza a una hora del día y luego sin más se marchitan.

Estamos siendo dueños imaginarios de un mundo ingobernable, que gira en pos de los sueños de pocos y muchos se quedan despiertos, sin tenerlos.

El corazón parece entonces hacerse fuerte, duro e inconmovible, hasta que llega alguien que lo traspasa y rompe.

Y andar la vida a corazón partío’ es como una flor que se arrancó y ya no vuelve al tallo, aunque vengan otras luego, parecidas.

Un día que está ahí, para ser asumido, una vida latiendo sin que hagas esfuerzo, y aún así pretendemos vivir como si estamos muertos.

💭

Noviembre es azul, más azul que otro de sus días. Semana que termina con duras huellas, escenario limpio para empezar otra escena, cosa que se consume en risa y penas.

Con preguntas sin respuestas seguiremos andando, esperando o sin esperar lo que no llega, respirando sin saberlo hasta que el aire falta y con ello cambia el pensamiento.

Démonos un tiempo, un segundo al menos para saber que aún todo no está perdido, por más que las luces se apagaron y no se mira nada, el cielo está azul aunque no abramos los ojos para verle.

Noviembre tan azul como un lindo vestido, que te pones para sentirte a gusto contigo mismo, caminando los pasos que aún te queden, sin esperar que cambie algo allá afuera, sólo tú siendo estrella en medio de la ruta dejándote mirar por el que quiera.

💭

Noviembre 8, 8:42 am

Jueves de juego… Noviembre jovial 😋⛅️

Los jueves son días buenos, así como joviales, como días de estar juntos, como esos ¡jo! Que decimos cuando estamos satisfechos.

Jugando un poco a la “J” con este jueves de Noviembre.

Ayer la tarde fue de tormenta con brisa muy fuerte. Los que saben del clima hablaban de ráfagas de viento concentradas en los puntos señalados, pero yo lo que veía eran remolinos de lluvia que caían y tapaban por completo cualquier cosa que pudiéramos ver a pocos metros.

Pero hoy está en calma, como si la lluvia de ayer hubiera sido a dos gotas y este jueves sonríe, como si nada.

Las nubes se juntan en muchas formas, y el cielo en general no está para nada despejado, sin embargo Noviembre sigue tranquilo en este jueves que juega a una juventud prolongada.

Los pájaros siguen su rumbo, porque nada les detiene. A pesar de tener peligro de mojar sus alas ellos hacen su ruta diaria sin perder nada.

El día sigue y los que esperen que se detenga por algún motivo… quedarán frustrados. Eso es ser día.

☔️

Nosotros los humanos nos detenemos por todo. Si nadie me aplaude no actúo, si no me responden no llamo de nuevo, si nadie me lee, no escribo mas.

Ténsenos a condicionar nuestras acciones por las respuestas que obtengamos y por supuesto que no siempre sucede lo que estamos esperando.

Somos a veces de “mecha corta ” pars encendernos y molestarnos, pero somos aún de ideas más cortas a la hora de quedarnos, suceda lo que suceda.

Hablamos de tolerancia y no la practicamos, todo lo que molesta quisiéramos borrarlo de forma instantánea.

Si está lloviendo ¡es una pesadilla! Pero si hace mucho sol ¡que horror, que nos quemamos! Si alguien no piensa exactamente cómo queremos, lo excluimos y si no nos cumplen como esperamos, los pasamos al lugar de los fallecidos en nuestra mente.

Terminamos no aguantando nada. Por eso todo es pasajero, liviano e instantáneo y por si acaso tenemos un plan “B” que nos ayude a escaparnos y no pasar por ningún mal rato.

Todo tiene que estar a nuestra medida sino hay una hecatombe y orquestamos una protesta que las sufren al menos los que tenemos cerca.

No jugamos a día jueves de jovialidad y sonrisa; nos pasamos viviendo la vida entre recetas que han de ser cumplidas, para que todo sea maravilloso, y de no ser así, colapsamos.

Pero la vida viene con todo. Con problemas, con crisis y enfermedades, con años que pasan y nos dejan huellas; con personas que dijeron que siempre estarían ahí y se van cuando quieren. Todo eso está incluido en el paquete de esta aventura.

Si cada vez que se presenta algún inconveniente o algo que no nos guste corremos, nuestra vida pasaba ser una pista de carreras que no acaba.

La vida, se queda a ser “vida” a pesar de cualquier cosa. Y las tormentas azotan cuando tocan, el sol sale y del mismo modo brilla, pero todo puede cambiar de tono en un instante. La vida sigue de pie, siendo ella; y se queda como para darnos la oportunidad de también hacerlo y ver los cambios o mejoras.

¿Que sería bueno que todo lo que deseamos estuviera empacado en una bolsa de esos snacks salados que nos gustan, que simplemente abrimos, comemos y ya, estamos servidos y satisfechos? ¡Si!

Pero lo que ocurre es muy diferente. Nada está listo en poco tiempo, sobre todo si se trata de relaciones personas o sentimientos, generalmente casi todo amerita esfuerzo, paciencia y muchas ganas de quedarse. Cosa que no ocurre con frecuencia.

☔️

Me gusta que juegues, que seas un Jueves feliz, Noviembre y que no decidas irte antes del tiempo, solo porque haya tormenta.

Noviembre 7, 7:42 am

Vamos, visitemos el día… Noviembre que sigue 😊

Vamos a visitar el día, aunque su cobija sea negra, y esté bajo ella como quien tiene frío.

Vamos, y le veremos moverse y sacar sus pies al final de la sabana y le haremos cosquillas para que los esconda.

Vamos, y abrirá un ojo producto de la claridad que ha empezado a caer por su ventana.

Vamos, y le veremos llenos de nubes como almohadones que le inspiran ganas de seguir durmiendo.

Vamos, y veremos que amanece aunque él mismo se quede dormido.

💭

Este es un buen día, porque no existen razones para que no lo sea. Él ha amanecido, indistintamente de los malos o buenos planes que tengamos para sus horas.

Es un buen día porque existe, y nos llega sin haberlo pedido o más bien sin haber hecho nada para que sea. Ya por eso, es bueno.

Es un buen día, sin que sea necesario arrastrar a los otros para verle y traer sus recuerdos que no suman nada. Aún sin ellos, es bueno y nuevo.

Es un buen día gris, como lo son buenos los días azules y despejados, con la oportunidad de despejar un telón y sorprendernos con lo que hay detrás de las nubes.

Es un buen día, se haya ido quien se fuera y este quien esté, con el alma llena de sueños o con el ático de ellos, vacío.

Es bueno porque tenemos la oportunidad de cerrar los ojos y soñar de nuevo si los que tuvimos antes no se realizaron y de tropezar con alguien que quizás le interese que tenemos en nuestra mirada.

Es un buen día, y si hay lágrimas se dejan que salgan, que también pueden secarse; que los ojos sin lagrimas terminan perdiendo su brillo y arden.

Es un buen día, aunque toque abrir el teatro y no ser el que protagonice la obra, pero igual puedes pasearte por todos sus rincones, y recitar un guion como te de la gana.

Es un buen día, aunque quizás no despiertas, pero aún dormido y sin aprobarlo eres abrazado por las horas que avanzan.

Es un buen día, y muestra de ello es que puedo venir aquí y decírtelo, que todavía hay dedos para escribir y una pantalla en blanco que está dispuesta a que la llene de letras y te las cuente, que aún pienso y no me he ido, que aún vivo. Eso es bueno.

💭

Noviembre 6, 6:12 am