Hoy, único, espectacular!😳🌞

Hoy, es un hoy único. Si, ya se que todos lo sabemos, pero cuando nos encontramos con un día como el de hoy…. wow! Entendemos porque es así.


Al mirar por un lado de esta mañana quizás dije (sin pronunciar palabra): – ¡ah si, otro día! Quizás con la actitud equivocada de quién piensa: -Si otro día… como el de ayer, como el de mañana.

Aún así, con algo de desgano, también pude sacar una lección de este lado del amanecer, y es que:

Los malos tiempos, no necesitan pronóstico… simplemente llegan.

Es algo natural que ocurran eventos no agradables en nuestras vidas: una muerte, una despedida… en fin, una pérdida. Basta que tengamos algo, que queramos a alguien o que simplemente estemos vivos para experimentar alguna de esas tristes situaciones.

En estos días, como saben hubo pronósticos de tormentas los cuales se cumplieron; pero hoy, no había nada de eso e igual el día amaneció “encapotado ” y su capa era gris uydel oscuro.

Sin embargo, también recordé que la moneda tienes dos caras y que una realidad, tiene más de una interpretación. Así que, que fui al otro lado del amanecer y…


Me esperaba …


¡Algo simplemente, único!


No se si porqué ayer fue el día más largo para el sol, o como le dicen técnicamente, solsticio de verano, no me meto en esas honduras o si por cualquier otra causa…  Lo que si se, es que lo que vi me hizo sacar un rotundo y largo ¡WOW

Lo increíble de la vista, creo no poderlo desceibir con palabras justas.  El sol tan poco acostumbrado, tan de mañana estaba ahí, como Luna cuando aparece en su máximo esplendor. Era transparente y avasallador a la vez… refulgente como… como … un sol! ¿Cómo que más iba a ser? Pero era algo realmente extraordinario. Y me pregunto, ¿cómo habrá cambiado para esta hora en que estoy escribiendo estas líneas hace más de una hora desde que lo vi?

Su presencia era ran definitiva. Que simplemente las nubes se replegaron y le rindieron honor… nada de querer taparlo, nada de: “vamos a jugar a que te escondes”, no, el simplemente dominó el espacio, atrapó mi mirada y capturó por completo mi atención.


Entonces se me “redondeó ” la lección de la mañana:

No es que los malos ratos no necesitan pronósticos… es que los maravillosos tampoco.

Un mal llega y no lo podemos evitar, pero una emoción nos embarga… una emoción de esas, de las buenas, de esas que llaman amor, que nos voltea la vida y nos pone a temblar cada vez que le pensamos… y tampoco acepta profecía; simplemente nos llega y ya.  

Y menos mal que es así, porque a veces creo que si nos avisaran que el Amor nos va a llegar, saldríamos corriendo a construir más barreras que las que ya tenemos y nos encerraríamos tras ellas, para evitar que tan siquiera nos toque y mucho menos nos embargue. Asombrosamente,  a veces de ese tamaño es nuestra cobardía.


Así que hoy, en lo único y extraordinario que este día, me quedo disfrutando del impacto de su belleza para no quedarme atascada en el manto de una tristeza.

Pueden haber muchísimos motivos para sentirnos mal, pero por uno solo que exista para estar bien, por deber a nosotros mismos, debemos enfocarnos en él. En eso o ese que nos da alegría.

En este día de Junio, me quedo contigo…Cielo.

Hoy a vuelto a amanecer…🌞💭


Hoy a vuelto a amanecer,
Un día nuevo llegó 
Y aunque el sol aun no salió
Su luz ya se deja ver.


Pacientemente lo espero
Porque aunque no le vea
Se que me quede o me mueva,
El vendrá sin desespero.


La mañana muy callada
Como mujer expectante
Esperando que su amante
La sorprenda en madrugada.


Pero silenciosamente
Sigue transcurriendo el día
Como si la algarabia,
Fuese un pecado insolente.


Aqui contemplado el dia
Me hago consciente de que,
No se trata de correr
Si no de sentir alegria,
Por lo que sucede o no
En toda esta vida mia.


Siempre vuelve a amanecer
Y esa hoy, es la lección
Que se lleva el corazón
Aunque no quiera creer…
No se trata de nacer
Sin haber pasado el parto
Se trata de hacer repaso
de todo lo que hace bien.


Hoy a vuelto a amanecer
Y con ello mis anhelos,
Cielo, sabes que te sueño
En cada parte de mis ser.


Voy deshojando las horas
Voy recorriendo el camino
Si quieres venir conmigo,
No esperes, lanzate ahora,
que mañana… está escondido.

  • La vida amanece hoy, no ayer, no mañana… el camino a recorrer se abre ante nuestros ojos y si decidimos no andarlo, hundirnos en vacilaciones; no tendrán lugar las quejas, lamentos, murmuraciones (fue nuestra elección).
  • Cada día es una prueba que tenemos que pasar, y no se trata de notas, sino de disposición para paoderla disfrutar.
  •  La vida amanecerá siempre, nosotros seremos los que decidimos si nos quedamos dormidos, o peor si ya nos dimos por vencidos.

La magia del día… 😳☔️🌞

Es increíble poder ver a la vez, la oscuridad y la luz en un mismo panorama.

En medio del pronósticos de lluvia que sigue por estos lados, el día ha despertado de forma maravillosa, no sé si porque yo tenía urgencia real de que por fin ameneciera, o porque simplemente el despliegue de sus horas estaban planeadas de esa manera. Por lo que sea, amaneció increíble y ya con el inicio de la mañana pude contemplar esto:


Una imponente luz, dividiendo el cielo en dos mitades; una en oscuridad que se fracturaba en una y magnifica  claridad.

Estando aquí… Wow!!! No nos podíamos ni imaginar lo que seguía .

No estamos dispuesto a creer que ahí mismo, al lado puede existir algo tan distinto.. pero si, la claridad estaba allí, pegada de la oscuridad.


Poder ver esto, me hace pensar que así es la magia del día…

Nada es definitivo, ni de un absoluto color.

A veces basta con solo voltear al otro lado y encontrarnos con una cara distinta, un paisaje diferente, un amor nuevo. 

Aún en el momento más difícil, hay opciones que podemos elegir, solo basta que nos decidamos de una vez por todas a mirar el panorama completo y a no enfrascarnos en mirar lo que está gris, oscuro o lo que nos nos perturba.

La vida es un todo, pero podemos escoger que parte disfrutar o no, en un momento determinado.

La magia existe en un día como este, cuando somos capaces de admirar toda su magnitud; pero esa magia solo se activa si en nosotros mismos están las ganas de apropiarnos de ella, solo así funciona y lo que queremos se puede volverse parte de nuestras realidades al disponernos a lograrlo.

Te miro Cielo, aún en medio de la oscuridad que me rodea, y salta dentro de mi, la luz del sentimiento que embarga mi corazón, lo que siento…

Cuando la tormenta se acerca… ☔️ ⛈

¿Alguna vez le hemos hecho caso a los pronósticos del tiempo..?

Cuando dicen: -¡viene una tormenta! ¿Qué es lo que hacemos? Al menos buscamos un paraguas si es que pensamos salir.

Pues eso fue lo que  anunciaron para estos lados del globo azul, que tendríamos el día de hoy. Pronosticaron tormenta; según dicen una onda tropical pasara apoyando nuestras costas, en especial la de un estado limítrofe al lugar donde yo me encuentro.

Hoy las nubes no se hicieron esperar. Desde la madrugada se fue cumpliendo el pronóstico 

El avance de lo gris se impuso sobre el azul-noche, de la madrugada. Paso a paso ganaba terreno y la fuerte brisa desde antes de despuntar el día, anunciaba lluvia!


La cama del sol fue cubierta hoy con un sinfín de mantas grises, y el estuvo tan comido que se quedó allí, dormitando mucho más. No hizo intento por salir, al menos no a primera hora.


Por supuesto… la lluvia no se hizo esperar y cayó . Ya a las 6:00 am de este día las calles estaban mojadas, y a más de uno se le pegaron las cobijas (como al sol).

Por aproximadamente 40 minutos estuvo lloviendo. El día despertó entre gotas, quizás de tristeza como lágrimas por los acontecimientos y muertes de estos últimos y tan convulsionados tres meses o tal vez como medio apaciguador de tanta candela encendida también de estos ya 90 días aproximadamente.

Luego, como es normal que suceda… después de toda tempestad, viene la calma.

Aunque parezca increíble, el azul del cielo se mostró nuevamente desde hace unos minutos. 


Y aunque el sol siguió sin salir, así como está acostumbrado, había claridad de alguna manera.


Por ahora, sigue nublado. El que haya scesaso la lluvia, no quiere decir que no vuelva a caer…


De este día de tormentas anunciadas me queda lo siguiente, para empezar mis labores cotidianas:

  • Las tormentas nos pueden sorprender, pero eso no significa que nos tengamos que mojar.
  • Decir que estamos totalmente preparados para una situación es mentira, pero no es del todo falso el lograr que nos afecte menos.
  • Si ves nubes grises, lleva un paraguas; si siembras en tu jardín cómprate una podadora.
  • Si no hay más remedio que ir bajo la lluvia, pues disfrútala… baila con el sonido de sus gotas.
  • Se como los pájaros, ellos no esperan a secar sus alas para lanzarse y volar; no, ellos las sacuden mientras vuelan y así se van secando mientras van  más alto y más rápido (eso lo he comprobado observándolo).
  • Si alguien anuncia tormenta para tu vida, presta algo de antencion (por si acaso), pero en lugar de lamentarte por lo que dice, piensa en lo que harás cuando la tormenta termine y seas testigo del azul brillante del cielo.
  • Cuida tus oídos de la voz que decides escuchar mientras dura la tormenta, porque una te preparará para salir de ella y otra solo querrá mantenerte allí.😳

Junio, mojado pero aleccionador.🌂

Observando Junio…ayer

Así como comenzó… fue desarrollándose Junio en este lunes, simplemente azul, simplemente bonito

Un inicio de semana con pilas que debían estar recargadas, pero que al asomarme bien al tanque de mis ganas… creo que no llegó al limite esperado.

Así que, mirando aquí y allá, observando Junio, se puso el día mejor.


Tuve la oportunidad de ver una ciudad en tensa calma, ¡pero calma al fin! En este día no hubo bombas lacrimógenas, al menos no por donde yo estaba, así que las plantas y el medio ambiente pudieron respirar mejor, incluyéndome.


Al final de la tarde, Junio hizo una muestra de colores claro oscuros, especiales. La luz jugaba entre las sombras…


Y eso en definitiva, me recordaba que ambas son excluyente, no se da una sin la otra. No hay oscuridad sin luz, ni luz sin oscuridad.  Para hablar de una, debemos conocer a la otra.

Y pensar que muchas veces somos tan tajantes en algunos casos, con afirmaciones en las que carecemos absoluta certeza, pero igual nos enquistamos en una posición u otra , olvidando que si eso es así, es porque hay otra realidad, algo más que subyace en el fondo de ese hecho y hasta de esa persona. 

  • No es que esta oscuro… es que hay ausencia de luz.😳
  • No es que hay luz… es que hay ausencia de oscuridad.🙄


Y un pequeño pajarillo, disfrutó el final de la tarde conmigo, como diciendo en su trino: -aprovechemos ahora que no hay más nadie, que ya todos se han ido…


La tarde continuo espectacular… yo entre uno que otro ¡wow! Me permití observar unos minutos más, entre las carreras y las demandas normales de un cotidiano lunes, y una llamada fallida que hice y no me atendieron.
Pero me quedó esta imagen de consuelo…


Junio avanzó en su despliegue, y yo en mis pensamientos.

Necesitamos de todo (oscuridad y luz) para entender el equilibrio de la vida.

Días de Junio… lecciones de amaneceres y atardeceres

Junio ha sido un mes de espectáculo continuo, al menos para mí y los que son como yo, que les encanta descubrir maravillas en el cielo.


Si bien es cierto que por aquí abajo la cosa sigue convulsionada, con una realidad que ya todo el mundo conoce, indistintamente que se hagan indolentes o no ante el caos que vivimos, no es menos verdad que la belleza de arriba sigue ahí para que la admiremos y tengamos esperanza.


El cielo ha sido hasta solidario con sus grises, ante las tristezas que he pasado producto de las despedidas de estos días. Cada semana hay alguien que se va…

Eso me permite recordar que: 

Es importante estar al lado de los que están afligidos, porque en tiempo de fiesta hay muchos presentes hasta sin necesidad de invitación.


También han pasado días en los cuales el sol viene a festejar conmigo por el cumple de alguien a quien quiero con todo… a pesar de las amenazas de lluvia, por el tiempo normal de estos días, el sol se la ha jugado conmigo para celebrar en su nombre, en tú nombre…

Eso me anima al pensar que: 

No necesitamos de mucho para tener el corazón alegre, basta pensar en alguien a quien realmente amamos, y la luz brillará indefectiblemente.


El espectáculo no termina. Cada día en el cual tenemos la oportunidad de usar nuestros sentidos para palpar, ver, oír, gustar, oler… es una experiencia digna de agradecer que no muchos tienen.

Eso me lleva a pensar una vez más que: Damos por sentado lo bueno, y lo convertimos en ordinario, nos hacemos auto merecedores de ello (sin haber hecho nada para tenerlo) y ante cualquier adversidad rechistamos por creerla injusta y no como un mecanismo para el crecimiento de nuestro carácter.


Todo lo envolvemos en un manto de “normalidad” que termina matando nuestra capacidad de maravillarnos, de pensar en algo más y sobre todo de querer alcanzarlo. ¡Si hay luz está bien y si es oscuridad nos da igual! 🙄

Al pensar en ello no puedo hacer más que reflexionar en que: 

Al tapar todo con ese dejo de “nada me importa” terminamos perdiendo la gran oportunidad de ver la luz abriéndose paso aún en medio de la oscuridad, iluminándolo todo. ¡Eso es simplemente mágico!  Si todo el tiempo estuviera la luz no descansaríamos igual y si siempre hubiese oscuridad, no terminaríamos de despertar.  Hay grandeza en lo que nos rodea, y eso es reflejo de lo que somos, en el propio universo de nuestro ser. 


Tenemos temor a expresar un ¡wow! 😳


Porque eso haría saber al mundo que nos rodea que algo…🙈


O alguien, nos robó la  la atención, nos atrapó, nos sedujo y lo peor, nos hizo suyos desde ya, desde el pensamiento…💓

Y ese es un riesgo, que la mayoría de las veces, no estamos dispuestos a tomar.  ¡Mejor protegidos que cualquier cosa!

Confieso que soy de las que me gusta “woamear” (acuñando un término que no existe jajaja)… cuando te veo Cielo… pienso y lo digo: -¡Wow, tú me provocas!


Lo que me lleva a pensar que:

 -Siempre nos andamos cuidando por temor a entregarnos y eso como protección a que alguien nos haga daño. Y así se nos va la vida, sin intensidad, sin emoción, sin nada! Pero pienso yo,  a pesar del dolor que nos puede  traer lo que podemos sentir, es mejor eso que estar “secos” por no sentir nada, por no atrevernos a mirar más allá, por no dar un wow cuando simplemente lo sentimos.


Y hay espectáculo en el color  y en Los grises, en los días y en las noches, entre las lágrimas y las sonrisas… todo es cuestión de encontrarlo y sobre todo de disfrutarlo.


Hay tiempo para quedarse a mirar el gris y no querer exponerse a la lluvia… y hay otros tiempos en que solo queremos que llegue, para irnos a mojar en ella.


Lo importante de todo, Junio, es que me sigues dando la oportunidad de contemplarte y ver en tus horas la majestad de la vida, moviéndose entre tus nubes, entre los soles y lunas que te acompañan, sintiéndome cuidadana tuya, Cielo.


Hoy amanece también, y el movimiento no cesa, las nubes en su vaivén, los pensamientos me dejan…

Te agradezco la lección, Junio, en cada uno de tus días, me has llenado de emoción, he llorado… y también me has dejado alegría.

Un día de Junio…


Hay días en los que el color y el brillo no abundan… en esos tenemos que acudir a lo que hemos atesorado en nuestra mente; ahí, los colores no terminan.


Lo que tenemos dentro, el sentimiento, es algo que supera cualquier cosa que venga de afuera. Eso es nuestro color y brillo, aún en los tiempos más aciagos.