Maestros… lecciones 👨‍🏫

El aprendizaje es un tremendo proceso que nos ocurre desde el mismo momento en que nacemos.

Al llegar al cole, los maestros se encargan de compartirnos información que nos servirá en algún momento para las profesiones que decidamos tener en el futuro, o al menos esa es la justificación más usada por el modelo de educación tradicional.

Pero en la medida que vamos creciendo, conocemos a nuestros verdaderos “Maestros” aquellos que con con las alegrías, heridas y dolores que nos causan, nos marcan a veces de una forma indeleble.

Maestros como aquellos que nos hacen tocar el cielo y podemos ver el dolor en otra perspectiva; pero que luego nos dejan caer y aprendemos que solo fuimos “circunstancias” y como tales, ellos no se quedan para siempre.

Maestros como esos que te sacaron sonrisas de donde no las había, y te las creíste; pero luego te hicieron llorar a cántaros, entonces aprendemos que la sonrisa no depende de otro humano, sino de lo que se mueve dentro de nosotros mismos.

Maestros de los más fuertes, de los que te hicieron sentir que ibas con ellos en el camino, que sus pasos y los tuyos iban al mismo lugar, para luego descubrir que caminabas solo desde el principio; entonces aprendemos que el camino no deja de serlo, porque hayan decidido abandonarte.

Maestros que te invitaron a la fiesta, te pusiste el mejor vestido e ibas con la mayor de las ilusiones, y cuando llegaste, ese, el Maestro bailaba con otra(o) y se iba juntos; lo que permitió aprender que la música suena para nosotros aunque no hay quien quiera sacarnos a bailar.

Maestros que van a nuestro lado, reconstruidos, y verles nos da ánimo para recoger nuestros pedazos y hacer lo mismo; aprendemos con ellos que las caídas y maltratos compartidos, a veces duelen menos.

Maestros tan increíbles como aquellos que vienen a nosotros a pedirnos consejo, ánimo y guía, cuando nos sentíamos que no podíamos hacer nada ni siquiera por nosotros mismos; entonces aprendimos que éramos más fuerte de lo que pensábamos y que pesar de que un Maestro previo se llevó las ganas, todavía queda mucho que podemos aportar a otros.

Maestros que nos enseñaron a sonreír de verdad, sinceramente, luego de verles a ellos ser la mentira más evidente, a través de selfies y fotos de alegría, que solo eran el marco del gran vacío que les sustentaba; entonces aprendimos a no sonreír para las fotos, sino por los motivos que tenemos.

Maestros, esos… que nos enseñan materias en la escuela o el instituto, que recordaremos con gratitud académica; y maestros esos… que nunca olvidaremos porque sus actitudes, palabras y acciones nos hicieron comprender que podemos equivocarnos al depositar nuestros sentimientos en alguien, pero que a la vez nos dejaron las lecciones más claras de la vida.

Para ambos Maestros, gracias!

Somos lo que somos…

Aquel que sabe quién es, puede equivocarse mil veces en el camino, pero su ruta estará marcada en su mente y corazón. Estará dispuesto a recorrerlo, verá las señales y aún cuando el final no se aproxime, estará seguro de querer seguir. Permanencia.

Porque no se trata de lo que otro diga que es, sino más bien de la certeza que tenga sobre si mismo, del entendimiento de su propósito. Eso es algo que no es de afuera. Convicción.

Vientos, temporales, problemas no estarán ausentes de la puesta en práctica del propósito que se tenga, porque si no se prueba, no se conoce la resistencia. Fuerza

No se necesita ser más alto o estar más arriba que los demás, para que el valor de lo que somos sea puesto en evidencia. Somos lo que estamos dispuesto a hacer sin que haya la presión de la competencia. Seguridad.

➰➰➰➰➰➰➰➰

Todos tenemos permiso para dudar, estar confundidos, no saber que hacer en algún momento de la vida; sin embargo lo que somos en el fondo (cuando nadie más ve) es lo que nos permitirá encontrar la ruta, convertir los objetivos en realidades tangibles o puede que nos deje ahogarnos en el mismo vaso de dudas que hemos construido para no salir de ahí, y a eso lo llamamos comodidad para calmar nuestras propias inquietudes.

Nuevos… a estrenar matices🎨

Simple,

Algunas veces podremos olvidar que tenemos una paleta de colores en las manos, que estamos facultados para fusionar y encontrar tonos nuevos. La libertad es creativa y los paisajes cambian de acuerdo a los colores con los cuales decidamos pintarlos.

No todos los ojos son puros.

Si llegas a cansarte de los mismos colores todo el tiempo, solo tienes que mover tu paleta y hacer tonos nuevos; claro, eso si es que quieres…. que no siempre pasa. 🎨

El peor enemigo…nosotros! 👉🏽😳👈🏽👎🏽

Simple!

Que si bien es cierto que las palabras de otros y sus acciones pueden hacernos daño; lo más cumbre es que lo que nos decimos nosotros mismos puede magnificar todo aquello que en algo nos afectaba.

¡No seas cómplice en tu tormento, ordénale a esa voz interna que no ayuda, que guarde silencio!

No a la auto condenación que no lleve a nada. Si nuestra voz dice que “estamos mal”😞debe tener de la misma manera, una que propuesta que encuentre la forma de salir del hueco🧐. Sino es así, es mejor suspender nuestro radar, porque está enviando señales erradas, que lejos de ayudarnos, nos pueden perjudicar.🤐

Estemos conscientes, para reconocer cuando la regamos… y estemos aún mucho más conscientes y despiertos para buscar hasta encontrar una opción que pueda ayudar a no ahogarnos en ello.

Acusar sin restaurar no tiene ningún sentido. Menos si esto ocurre en nosotros mismos. Andar con culpas y cargas que no se resuelven, solo mata cualquier Alegría y bienestar que pudiéramos experimentar.

No pases por alto tus errores, pero tampoco te quedes a vivir en la culpa de ellos.

🔅Corregir, 🔅arreglar, 🔅restaurar, 🔅olvidar y 🔅seguir.

Verbos para conjugar en nuestra primera persona. No seamos nuestros propios “peores enemigos“❌

Vida… la que se vive o no se vive 😳

Vida,

Esa que damos por sentada,

y creemos tener todo el tiempo para desperdiciarla

Que late y palpita, sin que hagamos nada

Y olvidamos que ella es importante, que es bueno apreciarla .

Que brilla ante nosotros y no la vemos

Por perder en otras cosas la mirada

Y al final, cansado de tanto movernos

Queremos sin poder ya, rescatarla…

Que se va porque y no la disfrutamos

Sin vivir, y solo respirada.

La vida en toda su extensión,

A veces es enorme ante nuestros miedos,

Inalcanzable ante nuestros complejos,

Difícil ante nuestro poco esfuerzo.

Que se vive o no se vive,

Depende en que parte de respirarla, nos ubiquemos.

D… dudas, deseos ♥️❓

La seguridad es una cima que se sube, estando llenos de dudas
Por eso cuando clavamos nuestra bandera de convicciones en ella,
Aunque el viento, sople y la lleve a uno y otro lado,
Solo la hará más bella (a la bandera) y nos moveremos con ella, seguros.

No temas exponer lo que quieres (aunque cueste)

Teme más, el convertir tu corazón en un cementerio de sueños,

Donde la frustración sea quien te visite.

“En azul”… el color de la indiferencia 😳📲

La tecnología…

Esa maravilla que nos permite estar presente, aún a muchos kilómetros de distancia.

Corren días de redes sociales, de fotos y videos que duran tan solo pocas horas y luego, al estilo de la serie y película “Misión Imposible” desaparecen.

También es posible con todos estos avances, que enviemos un mensaje y sepamos si el destinatario no solo lo recibe, sino que también se nos indica, por el color, si lo lee.

Totalmente dadas al cotilleo, estas herramientas de comunicación, pero a veces cuánto bien o mal nos hacen.

¿Acaso has enviado un mensaje alguna vez y te han dejado en azul? Es decir “leído y sin respuesta” o también … <obviado>. Sienta fatal, ¿no? Sobretodo si quien lo hace es importante para nosotros. Nos suena a indiferencia, a “¿quemeimportas?” (Jajajaja), suena simplemente a olvido.

Pero

A veces las cosas no son tan obvias como parecen. No todo lo que está en azul, esta leído o visto.

Tengamos en cuenta, que en algunas ocasiones, nosotros los humanos no vamos a la par de la tecnología. Puede ocurrir que el móvil reciba algo que nosotros no vemos, por caída de conexión, por descarga, o porque simplemente no lo vimos y estamos solo en el final de nuestra historia.

✅Si eres de los que dejas “en azul” a conciencia… por favor ten la valentía de sacar ese contacto de tu móvil e infórmale a esa persona, que está fuera de tu vida.

✅Si eres de esos que dejas “en azul” por descuido… ponte las pilas, porque no sabes que puedes estarte perdiendo.

✅Si eres de los que han dejado en azul y estás clara(o) que lo ha hecho de forma consciente… es hora de replantearte si quieres seguir jugando a enviar sentimientos al suicidio.

✅Si eres de los que te han dejado en azul y no tienes ni idea que pasó … lo mejor es confirmar y preguntar . Si realmente le interesas a la persona, te lo agradecerá.

No dejes que “el azul” y el olvido que este te supone, deje que te ahogues en el mar de la tristeza. Tómalo como una oportunidad para acercarte o alejarte y sobre todo, saber cual es tu lugar en todo este tema de comunicación.

Pd: Gracias por estar y dejarme preguntar.♥️

#HablemosMas, #SinObviar, #Azul