El peor enemigo…nosotros! 👉🏽😳👈🏽👎🏽

Simple!

Que si bien es cierto que las palabras de otros y sus acciones pueden hacernos daño; lo más cumbre es que lo que nos decimos nosotros mismos puede magnificar todo aquello que en algo nos afectaba.

¡No seas cómplice en tu tormento, ordénale a esa voz interna que no ayuda, que guarde silencio!

No a la auto condenación que no lleve a nada. Si nuestra voz dice que “estamos mal”😞debe tener de la misma manera, una que propuesta que encuentre la forma de salir del hueco🧐. Sino es así, es mejor suspender nuestro radar, porque está enviando señales erradas, que lejos de ayudarnos, nos pueden perjudicar.🤐

Estemos conscientes, para reconocer cuando la regamos… y estemos aún mucho más conscientes y despiertos para buscar hasta encontrar una opción que pueda ayudar a no ahogarnos en ello.

Acusar sin restaurar no tiene ningún sentido. Menos si esto ocurre en nosotros mismos. Andar con culpas y cargas que no se resuelven, solo mata cualquier Alegría y bienestar que pudiéramos experimentar.

No pases por alto tus errores, pero tampoco te quedes a vivir en la culpa de ellos.

🔅Corregir, 🔅arreglar, 🔅restaurar, 🔅olvidar y 🔅seguir.

Verbos para conjugar en nuestra primera persona. No seamos nuestros propios “peores enemigos“❌

Anuncios

Vida… la que se vive o no se vive 😳

Vida,

Esa que damos por sentada,

y creemos tener todo el tiempo para desperdiciarla

Que late y palpita, sin que hagamos nada

Y olvidamos que ella es importante, que es bueno apreciarla .

Que brilla ante nosotros y no la vemos

Por perder en otras cosas la mirada

Y al final, cansado de tanto movernos

Queremos sin poder ya, rescatarla…

Que se va porque y no la disfrutamos

Sin vivir, y solo respirada.

La vida en toda su extensión,

A veces es enorme ante nuestros miedos,

Inalcanzable ante nuestros complejos,

Difícil ante nuestro poco esfuerzo.

Que se vive o no se vive,

Depende en que parte de respirarla, nos ubiquemos.

D… dudas, deseos ♥️❓

La seguridad es una cima que se sube, estando llenos de dudas
Por eso cuando clavamos nuestra bandera de convicciones en ella,
Aunque el viento, sople y la lleve a uno y otro lado,
Solo la hará más bella (a la bandera) y nos moveremos con ella, seguros.

No temas exponer lo que quieres (aunque cueste)

Teme más, el convertir tu corazón en un cementerio de sueños,

Donde la frustración sea quien te visite.

“En azul”… el color de la indiferencia 😳📲

La tecnología…

Esa maravilla que nos permite estar presente, aún a muchos kilómetros de distancia.

Corren días de redes sociales, de fotos y videos que duran tan solo pocas horas y luego, al estilo de la serie y película “Misión Imposible” desaparecen.

También es posible con todos estos avances, que enviemos un mensaje y sepamos si el destinatario no solo lo recibe, sino que también se nos indica, por el color, si lo lee.

Totalmente dadas al cotilleo, estas herramientas de comunicación, pero a veces cuánto bien o mal nos hacen.

¿Acaso has enviado un mensaje alguna vez y te han dejado en azul? Es decir “leído y sin respuesta” o también … <obviado>. Sienta fatal, ¿no? Sobretodo si quien lo hace es importante para nosotros. Nos suena a indiferencia, a “¿quemeimportas?” (Jajajaja), suena simplemente a olvido.

Pero

A veces las cosas no son tan obvias como parecen. No todo lo que está en azul, esta leído o visto.

Tengamos en cuenta, que en algunas ocasiones, nosotros los humanos no vamos a la par de la tecnología. Puede ocurrir que el móvil reciba algo que nosotros no vemos, por caída de conexión, por descarga, o porque simplemente no lo vimos y estamos solo en el final de nuestra historia.

✅Si eres de los que dejas “en azul” a conciencia… por favor ten la valentía de sacar ese contacto de tu móvil e infórmale a esa persona, que está fuera de tu vida.

✅Si eres de esos que dejas “en azul” por descuido… ponte las pilas, porque no sabes que puedes estarte perdiendo.

✅Si eres de los que han dejado en azul y estás clara(o) que lo ha hecho de forma consciente… es hora de replantearte si quieres seguir jugando a enviar sentimientos al suicidio.

✅Si eres de los que te han dejado en azul y no tienes ni idea que pasó … lo mejor es confirmar y preguntar . Si realmente le interesas a la persona, te lo agradecerá.

No dejes que “el azul” y el olvido que este te supone, deje que te ahogues en el mar de la tristeza. Tómalo como una oportunidad para acercarte o alejarte y sobre todo, saber cual es tu lugar en todo este tema de comunicación.

Pd: Gracias por estar y dejarme preguntar.♥️

#HablemosMas, #SinObviar, #Azul

Emociones… tristeza (1) 🥺

Las emociones,

Ellas nos visitan sin previa cita, y aunque la moda es mantenerlas a raya, ellas existen y pretender ocultarlas es anotarnos un punto en contra, nosotros mismos.

Hoy me refiero a la tristeza, como esa emoción que nos embarga a todos alguna vez. Motivos, los hay de diferentes tipos para sentirla y algunas veces de manera mas compleja aún, no terminamos de entender porque la sentimos, pero es así… la sentimos.

Cuando ella llega y nos visita, se sienta a nuestro lado y sin pedirlo nos abraza, las cortinas bajan en nuestro escenario, y la oscuridad del túnel al que nos llevan a viajar nuestros pensamientos, se vuelve muy larga, a veces creemos que interminable.

Salir de allí, nos ayuda a apreciar más cuando la vida sonríe, o al menos así la percibimos.

A veces quien está triste, no necesita tanto un interrogatorio acerca de esa emoción que existe, sino quien acompañe, para que ésta se despida el el tiempo preciso.

El túnel, si fue construido tendrá un principio y un final… con esa certeza quien nos acompaña en la tristeza sabrá que debe abrazar tan largo como éste dure.

Por estar en mis túneles más oscuros… gracias!

Cuando no pertenecemos a ningún lado… somos nosotros 🌬⛅️

Cuál esa causa que pone a vibrar tu interior?

Que hace que estés dispuesto a seguir?

Cuál es esa tierra que te inspira amor?

Donde realmente tú quieres vivir?

Si estas en un lugar por conveniencia

Si tú corazón no se siente satisfecho

Si solo lo haces como una indulgencia

Si el ir a otro lado ya no es tu derecho.

Entonces, en donde tú quieres estar?

A donde vas, va tu critica contigo

Si hay frío o calor, hay malestar

Donde se encuentran todos tus amigos?

No es que estas en el lugar equivocado

Y qué hay alguno que te haga más feliz

Es que al final no perteneces a ningún lado

Porque no has sanado aún tu cicatriz.

A donde vayas llevarás la pena

Eso que no has resuelto y que no se va

Y que puede resultar en toda una condena.

Cuando no eres ni de aquí ni de allá

Es porque tú corazón tiene cadenas

Que ni tú mismo sabes dónde están.

A cualquier sitio que vayamos, lo haremos con nosotros mismos… por eso vale más saber que no ocurre realmente, antes de querer echar sobre el lugar, la culpa de nuestro mal.

Luna… sentimiento (mente /corazón) 💭♥️⁉️

Luna, que en esta hora te llaman “llena” en el egoísta afán humano de querer que todo sea a su manera.

No es que tú no estés llena o plena siempre, es que simplemente nuestra visión limitada no puede verte.

Luna, que me haces pensar que así mismo somos con todo; le ponemos un nombre, decimos que ocurrirá y creemos que con eso basta.

Luna, que vivimos echando la culpa de lo que sentimos al corazón, sacando al pensamiento o la razón de todo ello. Y no es así.

Como tú, y el nombre que nos empeñamos en ponerte en cada una de tus fases, hemos decidido definir el Amor como simples saltos del corazón, el que no piensa.

Y resulta Luna, que así como somos ciegos ante ti, lo somos muchas veces ante nosotros mismos.

¿Qué ocurre cuándo amamos a alguien? ¿Cierto que le pensamos? ¡Quizás mucho o en demasía! ¿Dónde ocurre todo eso? Si Luna, en nuestra mente. En lo que también llamamos razón.

Y nos empeñamos en decir que ese loco corazón es el que siente. Así como nos empeñamos en llamarte de una forma, cuando tú eres lo que eres, siempre.

Todo ocurre en nuestra mente, lo que imaginamos o no. Al ver lo poco de ti Luna, imaginamos que eres solo ese pedazo y entonces te tratamos como si fueras incompleta.

A veces nos ocurre también, que recibimos palabras y acciones contundentes que nos hablan o expresan que no hay amor para nosotros, qué hay frialdad y hasta desprecio disfrazado por intereses puntuales muy pocos. Y en nuestra mente empezamos a justificar todo eso. Colocamos el tono dulce que no tienen las palabras y queremos entender lo que no nos han dicho.

Así te interpretamos a ti también, Luna. Decimos que menguas, que creces, que estás nueva sin atrevernos a pensar que somos nosotros y lo que pensamos los que estamos en esas fases. Pero a veces, ni terminamos de crecer, ni de menguar, ni de estar nuevos (porque los recuerdos viejos no nos dejan) y mucho menos estar plenos, como tú, cuando te llamamos “llena”.

En tu compañía de este día, Luna, me has hecho pensar en cuan engañados a veces estamos, porque es nuestra mente la que lo dirige todo. Escoge pensar en alguien que no nos quiere y luego si el corazón llora, decimos que es su culpa y que ha sido este último quien lo ha inventado todo.

Decimos que estás de eclipse, que eres de sangre, que estás azul, porque es así como lo vemos… y tú sigues estando ahí, en lo que eres.

Se que has sido paciente, que ya ignoras nuestros nombres o denominaciones para ti, que has decidido que no te afecten y simplemente brillas.

No dejas de conquistar el cielo, ni de encontrarte con el sol, ni de sumergirte en el mar, por lo que nosotros estemos empeñados en decir. Eres tú, Luna la que sabes quién eres.

El sentimiento, ese que empieza en nuestra mente, también lo sabe; sabe que es ahí donde comienza todo. Que eso que pensamos es lo que en el fondo llegamos a sentir, y lo que está allí, en nuestro pensamiento aunque lo neguemos es el mismo amor, que muchas veces escondemos.

Al sentimiento como a Luna, mis disculpas en nombre de nosotros los que nos hemos empeñado en llamarlos de algún modo, y sobre todo, de querer que sean lo que nosotros decimos.

Sean ustedes lo que son, Luna la siempre llena, la bella, la que no se inmuta porque lo queramos. El sentimiento, ese que va de nuestra mente primero y luego sentido en el corazón, también se lo que eres, eso que realmente nos mueve y no nos ahoga en un afán de frialdad y perfección.