Noviembre azul… un día más

Así, como cuando nos alentaba el alma ver la inmensidad azul y creíamos que podíamos navegar en ella.

Con los ojos llenos de la Luz que brota el día cuando llega, y no existen lugares para estar ausentes.

Somos historia que otros cuentan y se estremecen cuando lo hacen, aunque no nos creamos los finales.

Y nuestras pisadas recorren caminos que ni siquiera imaginamos, de la mano de alguien más que decidió cargarnos.

Que el azul se vuelve agua y nos la bebemos, para olvidar los días en que ella estuvo ausente.

Los dolores van y vienen como olas, como nubes que ocupan al cielo y luego lo dejan, para al final hacerse lluvia.

Así como las flores momentáneas, que respiran belleza a una hora del día y luego sin más se marchitan.

Estamos siendo dueños imaginarios de un mundo ingobernable, que gira en pos de los sueños de pocos y muchos se quedan despiertos, sin tenerlos.

El corazón parece entonces hacerse fuerte, duro e inconmovible, hasta que llega alguien que lo traspasa y rompe.

Y andar la vida a corazón partío’ es como una flor que se arrancó y ya no vuelve al tallo, aunque vengan otras luego, parecidas.

Un día que está ahí, para ser asumido, una vida latiendo sin que hagas esfuerzo, y aún así pretendemos vivir como si estamos muertos.

💭

Noviembre es azul, más azul que otro de sus días. Semana que termina con duras huellas, escenario limpio para empezar otra escena, cosa que se consume en risa y penas.

Con preguntas sin respuestas seguiremos andando, esperando o sin esperar lo que no llega, respirando sin saberlo hasta que el aire falta y con ello cambia el pensamiento.

Démonos un tiempo, un segundo al menos para saber que aún todo no está perdido, por más que las luces se apagaron y no se mira nada, el cielo está azul aunque no abramos los ojos para verle.

Noviembre tan azul como un lindo vestido, que te pones para sentirte a gusto contigo mismo, caminando los pasos que aún te queden, sin esperar que cambie algo allá afuera, sólo tú siendo estrella en medio de la ruta dejándote mirar por el que quiera.

💭

Noviembre 8, 8:42 am

Persiguiendo las nubes… y ellas posando ☁️ 🌧

Ayer tuve oportunidad de verles de lejos… pequeñas y bellas

Y luego salir y encontrarlas más cercanas.

Como un desfile en día de fiesta iban, una tras otra, blancas, inmaculadas.

Me vieron venir, guiñaron sus ojos…

Y como por cortesía hacían su parada, y yo también lo hacía para poder observarlas, mientras el tráfico del otro lado dejaba.

Tenían un destino, iban a algún lado y el viento de la mano les acompañaba, es todo un acontecimiento verles moverse, solas o juntitas y que luego allá arriba todo se transforme.

Casi que bajaban a tocar el suelo, aunque para muchos no pasaba nada. Es impresionante verlas desde lejos, y es más increíble sentir, que puedes tocarlas.

Nubes que seguían en su recorrido y yo por ahi, sin poder alcanzarlas.

Luego aterricé a mi lugar, sí, el mío a ver si por ahí, podía encontrarlas y lo que miré fue nubes del alma.

Quizás su carrera, traía consigo venir hasta aquí y besar la orilla, en forma de gota, volviéndose lluvia, para luego subir otra vez y seguir el camino

Agua sobre agua… que gran maravilla!

Todas se sentían atraídas, todas corrían, en brazos del viento que así las llevaba; al pasar por el agua bien se detuvieron como frente a en un espejo que las reflejaba, todo eso en silencio, porque aún no llovía.

Ellas se movían, yo también con ellas…

IG… Todo encaja 😳🥰

Con el tiempo comprendemos que todo “encaja”

Como uno de esos legos antiguos con los que construíamos hasta ciudades y se mantenían en pie por mucho tiempo, porque cada pieza tenía una “caída” perfecta en la otra.

Todo “encaja” aunque en el mismo momento que recibimos la pieza, no lo entendamos.

La tecnología de estos tiempos juega un papel importante, y terminamos “conectados” de forma providencial con gente que ni soñábamos que existían.

Pero con o sin tecnología… los caminos se cruzan, sin que tenga una gran explicación.

Terminas conectado a alguien, ya sea gran parte o todo el resto del camino. Porque había un hueco, porque las lágrimas de ayer limpiaban el terreno para la sonrisa de hoy.

Y el tiempo se vuelve mágico. Nuestra mente esta a millón; somos capaces de pensar lo impensable y lo mejor, nos creemos capaces de volverlo cierto.

El corazón tiene un ritmo acelerado, que no golpea, solo impulsa a que lo que está en las ideas se lleve a cabo.

Nadie nos derriba.

😍

Descubrimos que podemos crear colores nuevos, y que los que tenemos tienen más brillo. Escogemos entonces ir vestidos de ellos, aunque los monocromáticos no lo entiendan.

Pintar es una posibilidad cierta, y la vida es una hoja que invita a dejar nuestras expresiones en ella.

Variedad

😍

Nuestra mirada cambia porque es revestida de la bondad del amor; toda perspectiva ya no es desde la crítica sino desde la empatía.

La comprensión se vuelve un buen aliado de la comunicación.

Nos preguntamos ¿cómo andábamos sin esto?

😍

Y todo llega a tener sentido. Entendemos porque alguien se fue o nos plantó, las lágrimas de ayer dejan de ser tan amargas.

Comenzar a agradecer el no haber continuado atado a algo que hacía o daño o simplemente a estar conforme por estar en soledad, se vuelve una buena práctica.

Tiene sentido.

😍

El vaso que algunas vez había sido golpeado, derribado y quebrado, es cambiado por uno que se llena con lo que somos capaces de sentir desde nuestra aceptación.

Y todo tiene sentido…

(Si te apetece ver la animación completa, te dejo aquí el link de IG)

https://www.instagram.com/p/B3RcGBqFuabaL0YZjD8Y8t-wDgNpTA5jY0rXTs0/?igshid=ynrgakjjjwto

Ahora… Sol y Luna, diluyendo la distancia ☀️ 🌙

Hoy… ahora. Este es el tiempo. El tuyo, el mío, el nuestro.

Sol 👇🏽

Y Luna 👇🏽

A la vez…

La distancia entre uno y otra, pareciera ser corta, pero no lo es.

Deben ingeniárselas para que sus horarios se adapten,

Y poder verse aún cuando una mengua y otro juega a salir tarde,

Todo con el propósito de encontrarse.

Bendita coincidencia que surge, de hacer que no valga la importancia de uno sobre el otro,

Y el cielo, como manto cómplice y en silencio, le da el espacio suficiente para que lo hagan.

Que no existen imposibles permanentes (para siempre) si se quiere,

Solo basta querer estirar el cielo y acompañarse, entonces se diluyen todas las distancias.

Me gusta aquí… lugar WordPress 😊👉🏽💕

Me gusta aquí… vengo con lo que soy, no hay poses, ni fotos perfectas, porque la palabra perfección, no la manejo.

Me gusta aquí… no hay cacería de “likes” solo voces que se juntan con la propia y a veces podemos cantar hasta una ranchera.

Me gusta aquí… porque no hay aprobación o desaprobación, simplemente somos lo que somos y alrededor de esta fogata se viene gente buena.

Me gusta aquí… y hablo contigo las veces que quiero, aunque sea el canal de una sola vía, me expreso y vale, eso es vida.

Me gusta aquí… tenemos alma de compañeros, no de competidores fanfarrones alardeando de lo que han conseguido.

Me gusta aquí… porque hay silencio tan trémulo y mudo, como yo en mis peores días, y sigo estando, y no pasa nada.

Me gusta aquí… mi espacio se abre, pienso en voz alta, pienso en ti, hago reflexiones, recibo lecciones, mis versos son desordenados y hasta sin rima. Esa soy yo.

Me gusta aquí… como ventana que abro y al asomarme, va mucho de mi en ello, aunque el riesgo esté presente, lo respiro.

Me gusta aquí… a pesar de los planes libres limitados, y los límites propios de la vida mía, que a veces no permiten la expansión al cien por ciento, pero con lo que me deja… sirve.

Me gusta aquí… las palabras que se cruzan, las expresiones de cada uno, las diferencias qué hay en todo esto que se mueve de este lado; y yo tan pequeña.

Me gusta aquí… porque se parece a mi. No hay nada para mostrar que no sea uno mismo, aunque quizás no sea lo comercial que guste.

Me gusta aquí… la tranquilidad, la calma, el servidor abierto para recibirme cada mañana, y aunque quisiera que fuera como el mar que no se llena, y no lo es, aprendo a ajustarme a lo que toca.

Me gusta aquí… las lágrimas no tiene porque justificarse, ni la sonrisa tiene porque durar más de dos segundos. Es una realidad simple, al menos para mi, por eso me gusta.

Me gusta aquí… porque hay quien recibe lo que escribo quizás tiempo después, pero aún así lee, y no solo eso, sino que lo disfruta, y hay palabras nuevas por entradas viejas.

Me gusta aquí… y la perfección no me quita el sueño, llevo mis errores y desaciertos como humana, por eso no me importa la primera. Entonces hay párrafos imperfectos, rima imperfecta, foto imperfecta, cuento imperfecto… y es que si no fuera así, no me gustara. No podría entonces elevarme o mejorar nada.

Agradecida estoy de que me guste aquí… y sobre todo de poder estar. Porque a veces la vida se trata más de lo que te gusta y no puedes o no está a tu alcance, que de lo que si.

Me gusta aquí… me gustas tú.

Que a veces somos… el quinto elemento

Entre los llamados cuatro elementos, se pueden contar:

♾La tierra 🌎

Esa que nos acerca a lo que somos; nos recuerda que no volamos y que por algo somos llamados “terrestres”. Polvo que se levanta cuando el viento sopla, pero rastro sólido de nuestra vida. Un elemento espera al otro.

♾El agua 💧

Que está viva y da vida; que llevamos en nuestro cuerpo mucha parte de ella. Moja y empapa, se mueve y que sin ella todo se marchita. Un elemento abraza al otro.

♾El fuego 🔥

Imponente y único, que encargue e y sustenta la vida. En su esencia está el calor que necesitamos, sin este fuego es imposible concebir nada, porque nada crece, cumple su ciclo o se mantiene sin su llama. Un elemento arropa a los otros.

♾El aire 🌪

Que mueve y sacude todo, impulsa a un elemento a que esté con el otro. Se refresca todo a su paso y aliento de esperanza deja. Un elemento acaricia a los otros.

♾El ser… 💭

Quería quizás irrumpe en la armonía de todos los cuarto elementos; toca sin llegar a hacerlo, no puede retener nada, pero está ahí, jugando a ser el quinto elemento.

Certificando que el agua con sus gotas acaba la sed del alma; que la tierra con bondad recibe cada pisada y el fuego con su potenciada flor y puede quemarle; que el viento en su recorrido si quiere, puede elevarle. Un elemento que aceptan los otros.

Entonces el quinto elemento

se fusiona con los cuatro

y siente que en su interior

a cada uno,

puede experimentarlos:

Sola…pensamientos de nube ☁️ 💭

Sola, como si estar con otros no importara y su compañía lastimara la mayoría de las veces.

Sola, reconociéndose pequeña ante la inmensidad de un cielo, uno que quizás no le observa y si lo hace, se lo calla.

Sola, silente, no tan Grande como otras, quizás menos efusiva o no tan elocuente, serena en apariencia; la tormenta por dentro.

Sola, dejándose llevar por el viento que sopla y no pregunta si quiere ir ahí, o al contrario; su voluntad no cuenta.

Sola, y algunas pasan a su lado con miradas burlonas y otras con la compasión de la miseria, pero ninguna se queda a ver qué ocurre.

Sola, y va adquiriendo la forma que puede, quizás sin muchos bordes que la limiten y definan, tal vez con espacios vacíos en sí misma.

Sola, como la hora luego de que el tiempo las ha contado todas, y solo queda la repetición inerte de un hoy ya repetido.

Sola, sin brazos que abracen ya sea por regalarlos o recibirlos; la soledad le toca, a veces le desgarra, las heridas escuecen sin reparo.

Sola, y las palabras sobran, el pensamiento cala frío, implacable, depresivo cual páginas inservibles de un libro destruido.

Sola, y la tormenta ahí dentro, queriendo oscurecerse a ratos y dejarse caer en la profundidad de la tristeza y que las gotas expresen lo ocurrido.

Sola, con la seguridad que es el mejor lugar, a pesar de todo, lejos de engaños pasajeros, sentimientos pintados con polvo y vacíos compartidos que no llegan a nada.

Sola, flotando, convirtiéndose en algo, rosando el cielo… sin tocarlo.