El Amor… lenguaje de lo posible 

Estoy convencida…

Cuando es el amor lo que nos mueve, nuestra alma, despega!

¿Alguna vez has sentido que puedes ir en pos de eso que tanto amas? Bueno, esa es la fuerza que hace posible que más temprano que tarde, eso sea lo que suceda.

Es el amor la fuerza que da el empuje para hacer, lograr y atreverse a desafiar los mayores imposibles que podamos imaginar.

Si hay amor en el corazón
Volar no será una utopía
Será como la alegría
Que llena con su pasión.

Quien siente amor no sabe de miedos
Se arriesga, se atreve y echa a volar
Quien sabe de amor emprende su vuelo
Más allá de los limites de la posibilidad.

Si tus pies no han despegado del suelo, pregúntate ¿que sientes? Y si es tan fuerte… ¿porque no emprendes el vuelo?

Con el amor se construye el lenguaje de lo posible.

Anuncios

Cruzar… es también el lenguaje de la posibilidad 


La vida tiene lados oscuros y lados brillantes.  Estar en uno y querer llegar al otro es una aventura que pocos nos atrevemos a emprender.

El temor siempre nos dice:¡Detente! Si continúas corres el riesgo de que algo te pase y puede ser irreversible.  Entonces  se puede tomar la bien ponderada decisión de quedarse dónde se está (bien por tí si los has decidido así , es tu comodidad y nadie debe porner lo que elijas  en tela de juicio), por supuesto yo no soy de las que se queda inerte y quieta, al menos no del corazón.  

Confieso que quizás alguna vez lo he intentado.  He pretendido dejarme hundir por el miedo y jugar a quedarme inmóvil, y al final la fuerza del amor rompe la coraza del miedo y hace que me mueva, que aparezca...

Donde hay un puente que cruzar, hay también un abismo profundo que desafiar.  Si nos quedamos viendo hacia abajo y muriendo de terror por lo que puede pasar, realmente no ocurrirá nada.

 Si le damos paso a la posibilidad, caminaremos aún cuando sea lentamente hacia dónde queremos llegar.  Insisto, no voy a cualquier lugar, no es cruzar por cruzar, ni saltar por solo probar.  Cruzo por encima de mis miedos, por supuesto que me atrevo a soñar, sabiendo que es posible encontrarte en algún lugar.

Nadie ha dicho que sea fácil, hablo el lenguaje de la posibilidad… empiezo a cruzar.

Dar pasos!

El lenguaje de la posibilidad… atrévete!

El lenguaje de la posibilidad lo hablan aquellos que se atreven a desafiar la dificultad, la negación implícita, las situaciones que no nos favorecen.

Ese es el lenguaje que decido usar para el resto del camino.  Ese es el lenguaje que me permite llegar hasta ti, no a “un lugar” no a lo abstracto de lo que pudiera querer (que no se que es).

La llama encendida da calor, el lenguaje de la posibilidad me dice que aún en el peor invierno, podemos encontrar los leños con que hacer fuego y la chispa que la enciende, la tenemos dentro.  El amor que nos contiene.

Te hablo desde aquí, con el lenguaje de la posibilidad, ese que he aprendido en medio de las dificultades del camino.

Atrévete!