Serena, dulce y suave… 🌸

🌸

Sonrisa suave y dulce que enamora,

Mirada apacible que lo calma todo

Parada obligada, manos que bendicen,

Palabras que abrazan de solo pensarla.

🌸

Aunque hayan heridas eres tan serena

No hay culpas, no hay ruegos solo está tu alma

No hay gran exigencia, tampoco recuerdos

Tú miras y hay paz, de solo encontrarte.

🌸

Sin tonos subidos o máscaras grandes

Llenas el espacio pequeño que habitas

No quieres destellos, ni luces que encanten

Eres alma noble, dulce amor y suave.

#LoQueMeDiceUnaFlor

Y Agosto se despide… todo sucede y se va 💭🌧🌤🌪☁️

Agosto, el bonito… se va!

Porque todo es así, lo más bello, lo más sublime, lo más duradero, también tiene los días contados, y se va.

Quizás sean algunos como Agosto que se despiden para luego volver, luego de otra vuelta al sol, pero éste, el de este año se va.

Y para los que quizás decidan arreglarlo todo con “volveré” y se mantengan de despedida en despedida, de distancia en distancia, de olvido en olvido; quizás regresen como dicen, pero la tierra que pisen, entonces ya no sea la misma.

No es igual volver y que te esperen, a estar de vuelta y sentirte extraño.

Pero Agosto se va…

Con sus nubes inmensas y lluvias torrenciales, estruendos allá arriba como quien se muda. Pero también se va con su calma en el cielo, con su luz que ilumina y sus muchos colores.

Como aquellas que pintan de risas y canciones los días que nos tocan a su lado; pero que por otra parte nos traen los nubarrones, los pensamientos grises, las ganas de dejarlo. Como Agosto se va, y lo que nos ha brindado, así pueden ser aquellos que de alguna manera u otra, nos han marcado.

Con el pecho hinchado por tantas emociones, Agosto se despide como quien no quiere irse, y en el fondo es un juego para hacerse el deseado, el que va a ser extrañado… ese al que le cuesta despedirse. Y no es así, el está preparado, sabe llegar y marcharse sin dolor, sin sufrir, sin estar llorando.

Así ocurre con aquel que se emociona tanto, que llora ante una cosa y luego no le importa; como quien se esmera en su jardín y luego se distrae con cualquier otra rosa. Hay quien puede despedirse sin que le tiemble el alma, porque al final nunca estuvo donde tanto le amaban. Un Agosto en persona que viene y se va, sin ganas reales de quedarse.

Han sido treinta y una las oportunidades que Agosto nos brindó para que en su tiempo pudiéramos encontrarnos; así como las nubes de unían incesantes y en sus choque continuos la lluvia nos llegaba.

Nos llego a inspirar que fuéramos sinceros, con eso que tenemos por dentro y no lo hablamos; nos dijo que a pesar de todos los peligros a veces simplemente tenemos que arriesgarnos y en medio de algún encuentro, quizás también sufrimos, nos duele y hasta lloramos. Pero estaremos en paz, porque lo hemos sentido, vivido, hablado.

Agosto que te vas, ya listo tienes el recorrido, tú horizonte es ir a reponer las fuerzas, consciente de que solo se corre, mientras dura la carrera.

De la misma manera es para los humanos, el tiempo de ese “Agosto ” es la vida que nos queda, si decidimos posponerla, luego ya no habrá manera, de volverla aquello que se pensó que fuera. Y vendrán otros tiempos, otra gente, otra tierra, pero como esto de hoy, seguro ya no vuelve. No se repite el tiempo, aunque así lo parezca.

Alza tu mano Agosto, despídete como quieras… yo me quedaré aquí, quizás ya no esté a tu vuelta.

Todo es tan breve… se comprende 💭😊

Hoy amanece, todo es tan breve…

Se observa un color que dura poco, varía.

Pareciera inmóvil, seguro, como si nada lo cambiara, pero ni su apariencia se queda.

Basta acercarse… y la cosa cambia.

Como la vida y las personas, que a veces en tan solo poco tiempo también cambian, se transforman, se alejan, se distancian.

Y es como inexplicable, así también como lo son los colores del día, o explicable pero no lo entendemos.

Algo no salió como esperabas o a alguien incomoda de algún modo y ¡ya está! Se pintan otros colores.

Puede estar el horizonte tan calmado como dormido, hasta que de pronto en menos de un bostezo… se enciende.

Así también la rabia, el furor, la ira se prenden sin esperarlo y las consecuencias vienen.

Y ese tiempo de estar ahí, puede volverse eterno; podemos hacer que todo cambie para mal en pocos segundos y luego revertirlo no se puede.

Y en tan solo pocos segundos después, la luz lo ilumina todo. Nos encandilamos. Eso también puede ser breve.

Estar enceguecidos por algo, quizás nos alegre excesivamente o por el contrario nos abata hasta el polvo, pero esa causa que es externa, dura poco.

El detalle es salir de la posición a la que nos aferramos, entender que no hace bien y hay que dejarla. El dolor no sirve sin propósito.

Todo es breve. Luego el sol sube a su sitio, y enseguida el día va cambiando en sus matices, no se queda como hace unos minutos.

Sabemos o confirmamos entonces, que todo cambia, que puede ocurrir algo, sobre todo, que nos equivocamos.

Ya sea en lo que decimos, hacemos y hasta pensamos, erramos; eso hace que también nuestros matices sean vistos de otras maneras.

Si estuviéramos más consciente de eso, nos sentiríamos menos ofendidos y más dados a la comprensión, entenderíamos.

El amanecer o cualquier momento espectacular del día… lo es, pero Justo por lo mágico o especial del evento, es breve.

Luego viene otra cosa, pero tenemos la promesa o certeza que volverá a ser así de nuevo, mágico… y lo entendemos, mientras llega.

Aceptamos que no todo siempre está igual de bien, nos encontramos, nos reconocemos, somos humanos. Eso nos acerca a ser felices.

Erguido… expectante 🌱

Expectante, en guardia, en pie de guerra para que no pases sin mirarme.

Se afilan mis dedos y tocarte termina en peligro, pero quiero.

Nadie sabe que te espero, que cuando apareces tu luz, me hace voltearme.

Se me quedan las armas rezagadas, si apareces no hago mas que disfrutarte.

Erguido, aparentemente recto, pero ya sin nada que esté fuera de tu alcance.

#LoQueMeDiceUnaFoto

Emociones 4… la angustia 🥺😔

Que cuando sientes arrugarse tus entrañas, las paredes de tus sentimientos colapsan.

Entra la cantidad de emociones que podamos sentir por diferentes motivos, la angustia es una de las más fulminantes.

De acuerdo al diccionario, las acepciones más básicas de esta emoción son estas:

Lo cierto es que quien la sufre, padece. Es muy humana dicha emoción, pero es casi insoportable para el mismo humano; siendo sus manifestaciones a nivel psicologico, emocional y corporal, fatales.

La que todo lo sabe (y no lo sabe) la reina “wiki” la nombra de esta forma:

Los estudios que se han hecho son muy disímiles o variados, pero al final a no ser por una cantidad de pastillas o tratamientos que no la extinguen, la angustia vuelve y visita cuando quiere.

Yo lejos estoy de querer o poder evaluar a nivel profesional dicha emoción, pero simplemente como humana que conoce sus tentáculos y alcances, me asomo a esta ventana y me atrevo a nombrarla, desde la posición de quien ha estado allí en esa estación.

Es un terrible estado en el que sientes que el piso ni siquiera existe, y eso no es lo peor, sino que no hay mano que te alcance para evitar la caída sin fin, esa misma que ocurre y no cesa. Tu corazón, ya no es tu corazón, sino un animal en carrera que a cada paso te golpea, te sacude y deja sin aliento, pero lo peor es que no mueres.

Las manos tienen ríos en ellas, sin tocarlos; heladas se mojan sin poder evitarlo mientras que su temblor nada le detiene; el miedo se transmite por sus poros y aunque llegases a asir algo, lo dejas caer, lo sueltas y con ello toda la templanza que al momento de experimentar esa profunda angustia, ya no tienes.

Los pensamientos, lo peor, abismo negro que no acaba, torrente de decepciones en fila, para pasar una película que quizás ya estaba olvidada. Una voz que no se calla y te recuerda esos a quien no importas, de quien no eres parte de su vida; inclemente esa voz que no se calla. Tormento a domicilio, delivery de penas que llegan a tocarnos y se niegan a salir aunque les pagues.

Solo el que la siente, la comprende. No es algo fácil de examinar y soltar. Quien tiene una vida a su medida, quizás construida con engaños, aparentemente no la sufre; es mejor vivir disimulando y no enfrentar qué exista en verdad algo que no cuadra. Se le puede maquillar por mucho tiempo, hasta que el engaño en sí mismo genera más, más angustia.

Habrá quien ofrecerá los mil consejos, sin saber siquiera que se siente… eso es como tomarles puntos de sutura a alguien sin anestesia y decir que eso no duele; claro para quién lo hace, no hay dolor, quién lo siente es el paciente. Los consejos no se escuchan mientras vas cayendo por el oscuro túnel de la angustia.

Se magnifican los desaires cuando ella nos arropa, y luchar contra ella es una guerra que nos deja exhaustos, la bandera blanca de la Paz pareciera que nunca llega. Nos cobra muchos muertos… mata la ilusión, acaba con las ganas, agujera la confianza y la deja parapléjica, sin poder hacer más nada.

Pero también ocurren los milagros, a veces momentáneos o duraderos y entonces empezamos a escucharnos.

Como por supervivencia nos descubrimos debajo de tanta inseguridad y temores infundados; nos encontramos ahí, escondidos, solos, sin creer que en algún momento seríamos hallados vivos. Y empezamos a ver las cosas menos borrosas, el agite interno va cesando, la respiración adquiere ritmo que ya habíamos olvidado, el sosiego no se ve tan lejos y la tranquilidad es una opción que aprendemos a asumir en nuestras manos, las mismas que sudaban y temblaban, ahora servirán para decir adiós a lo que atormenta.

Como toda emoción, nace dentro y manejarla será una opción también interna. Ojalá que nuestra voz de vida no se extinga y nos rescate cuando estemos al borde de abismo que la angustia fabrica. De no ser así, hay quien con especial sensibilidad puede susurrar presencia a través del roce de unas manos, y la compañía de un silencio que no cuestione, sino que diga entre pausa y pausa de respiro “aquí estoy, no estas solo(a) al alcance de tu manos”.

En fin, ante esta realidad que existe, la de la angustia, vale decir que merece respeto quien la sufre y si no existe comprensión por desconocimiento o porque se goza de una vida “a la carta” donde todo ocurre sin que exista un afectado; al menos el silencio será mejor antes de burlarse con soluciones ligeras de una carga tan pesada.

Flor… lo que se ve 🌺

-🌺

Que te dejas ver y alumbras,

Que no pasas desapercibida,

Que tienes algo en la mirada que atrae,

Que siempre eres tú misma.

-🌺

Que no te preocupan que pasen los días

Que tú belleza va más allá de tus colores

Que te sabes digna a pesar de marchitarte

Que quien te ha visto no te olvida, y eso basta.

-🌺

Que no se acaban los segundos a tu lado,

Que eres más que lo posible de imaginarse

Que junto a ti, los inviernos también florecen

Que en ti se diluye todo el calendario.

-🌺

Que no se que más decir cuando te veo,

Y mi aliento se va y mi alma queda

Rendido ante ti, cuando te observo

Que me quedo en silencio, perdido en ti,

Sin que lo sepas…

#LoQueMeDiceUnaFlor

Descripción del día… madrugada y la mañana 😊

Y Luna se vistió de luz, en madrugada quieta diciendo en suave susurro que estaba de vuelta. Llena.

El día abrió sus ojos y la encontró allí, aún resplandeciente. Todavía la quietud se disfrutaba, a pesar de que el mundo también despertaba.

Hasta que los colores cambiaron, y fue envuelta en un manto rosado, que le hacían resaltar del gris que se empeñaba en rodear el fondo. Eso por un lado..

Y por el otro… sol que venía de una noche intensa, y tormentas le envolvieron. Noche de insomnio, así que él, despierto. Nubes grises y oscuras en movimiento.

Y al lado del fuego, casi un invierno…

El día hizo su total aparición y cada cual entonces, estuvo en su lugar. Y con ello las despedidas normales.

La quietud de la madrugada fue sustituida por el afán del día, y por eso muchos olvidan, mirar hacia arriba.

Y ahora, todo más claro (7:32 am) sólo queda disfrutarlo.

Arcoíris… tormentas ⛈ 🌈

Para que un arcoíris aparezca, la amenaza de la lluvia debe estar presente.

En cielos despejados no se miran, la luz a solas no permite que le apreciemos.

Cuando ella y su resplandor se visten de colores, es porque necesitamos ser alegrados de algún modo.

Y en la medida que la tormenta decide apaciguarse o dirigir su camino a cualquier otra parte, también los colores atenúan sus matices.

Cuando ya la crisis se equilibra, a veces las intervenciones son menos necesarias; aunque la presencia diga “puedes contar conmigo”.

El propósito de que aparezca, es cumplido. Se recogen las gotas de algún modo, el cielo va cambiando no solo de apariencia, se evitan los desastres de tormentas.

Y entonces lo que fue, es casi recuerdo, solo eso. Pero las nubes que indicaban problemas no se extinguen, sabe que en algún lugar están y si se descuida volverán a por ella.

Todo sigue su curso, la sanidad también. Cuando una herida empieza a sanar, se crea un manto endurecido que la cubre, mientras adentro todo cicatriza, aunque eso no lo veamos y sea imperceptible a nuestros ojos.

Si las tormentas pasan, es posible que los paraguas ya no sean necesarios.

Y todo llega a ser normal. Quien no estuvo en la crisis que producen los riesgos de tempestad, llegará a pensar que esta nunca existió.

Hay vidas muy “en su sitio” que son difíciles de imaginar atravesando tormentas y ser tragadas por abismos; pero gracias a ellos, hoy pueden gozar de calma.

Todo cielo con nubes blancas, ha pasado por oscuras tormentas en las cuales ha tenido la bendición de tener un arcoíris que recoja las gotas y otras ha tenido que aguantar en fortaleza que el poder de toda la crisis, se descargue.

Para los simplistas… no todo es tan así, como parece.

Sol y Nube… otra historia

Sol y nube 2019 04 29

El, tan majestuoso imponiéndose en el cielo, sus rayos alumbrándolo todo… y en el fondo tan tímido, tan fracturado. Con la herida que Luna le dejó, no se atreve a mirar a ningún lado, aunque desde hace un tiempo sus ojos de luz, se van tras una nube.

Ella, en solitario, no se deja llevar por los vientos ue mueven a otras, quizás más grandes, quizás más bellas. Le ha visto, y ¿como no verle? Su esplendor y calor, han hecho que ella se encienda y corra a esconderse tras algún cerro, evitando que quede al descubierto, que le importa.

El, que en su paseo diario toca todo y a todos, no ha podido evitar tocarla a ella también, y sus miradas se han cruzado. A ella le conmueve su fuego, a él su suavidad, y no se atreven ni uno ni otro a decir nada.

El pasa y su calor la arropa, ella le rosa y el se eriza, como la primera vez, cuando todavía su corazón estaba en partes enteras y no roto.

Hoy la busca con su mirada de luz y no la encuentra, ella queriendo esconder lo que siente se ha escondido tras un cerro en el mar, a riesgo de caer al agua y volver a su estado original, hasta que siente que sus dedos de le encienden al tocarla y suben la temperatura de su corazón.

Ella voltea y se encuentra con su mirada, el casi quiere correr, no sabe tampoco qué hacer con lo que siente, pero a dónde podría esconderse él, a quien todo el mundo ve.

Sin decir nada ella se acerca, es atraída por algo que no conocía hasta ahora, eso que le supera sus miedos; y aún a riesgo de quemarse le saluda.

El,no encuentra qué decir, tan imponente, tan seguro, y a la vez tan inexperto y tan ingenuo.

Ambos se sonríen, y ese momento, en el ahora que los arropa, la historia con Luna y sus heridas, se ha vuelto lejana, y empieza a verla más pequeña, casi nula.

Tú ya estabas con alguien, dice Nube como queriendo escaparse sin lograrlo.

No se está con quien no quiere, contesta él (el sol), sin poder evitarlo.

Y no son necesarias muchas más palabras, ellos se encuentran, se conocen, se conectan con el cielo de testigo, y el resto de lo que allá arriba se ubica, con asombro les observan.

Nadie apostó nada por ellos, y allí siguen, él haciendo su recorrido, ella esperándole en cada rincón del cielo donde él quiera tocarla, para encenderla y hacerla suya, y para que el siento la ternura y suavidad de sentirse amado.

Para quienes les apetezca ver el texto en video, recitado aquí les dejo el link.

🌸

https://www.instagram.com/tv/Bw9iav1nQlcXIuaqOmMtCDm8-PFLYj4u_qMl5A0/?utm_source=ig_share_sheet&igshid=f3fy8tf5ux23