Me quieres… y no me quieres…

Me quiere y no me quieres…

Cómo tormenta que se avisa, apresurada entre nubes y luego el tiempo cambia y las gotas no caen.

Me quieres y no me quieres…

Cómo amanecer que llega y al despuntar el alba, el sol decide quedarse a dormir un tiempo mas entre las nubes.

Me quieres y no me quieres…

Como ese beso que cae de tu boca buscando la mía, y al querer recibirlo, lo secas, lo limpias y desaparece.

Me quieres y no me quieres…

Como la poesía que dicen tus letras, contando mi nombre, para luego ser mezclado con mil motivos más que tú introduces.

Me quieres y no me quieres…

Como gota de lluvia caída al mar, para llenarlo, para saciarlo y luego se confunde con los millones de ellas, haciéndose invisible.

Me quieres y no me quieres…

Como palabras que se amontonan para decir lo que sientes como un torrente y luego sólo invade el silencio mudo del sosiego.

Me quieres y no me quieres…

Como tus dedos acariciando todas mis superficies, perdiéndose en ellas sin retorno, hasta que la cordura los retira y simplemente te olvidas del territorio.

Me quieres y no me quieres…

Y quisieras no quererme, pero me quieres, y eso es algo que sucede sin buscarlo.

Anuncios

Eres poesía…

Eres la rima de mis versos, el sentido profundo de mi prosa, la sílaba tónica de las palabras importantes, esas que hablan de lo que teje el alma cuando se queda a solas.

En ti, abren las flores como buscando la vida que se esconde entre las nubes, murmulla el río mientras baja en su torrente, saben a miel tus labios y a amapola.

Subes a mi alma, me conoces, sabes de mis locos desvaríos; andas por mis camino, clavas tu estaca y en ellas traes mil palabras contigo; de esas que tú me dices y de las que te digo.

Después de ti, más nada… se abren las puertas del infinito; allí donde no atraca la nave del olvido, donde lo llenas todo, de tu pasión, sentimiento y ya no estás perdido.

Cuando estás en la cima, y tus manos me tocan, me elevas tan alto más allá de las nubes, caminas tu mi suelo, dejas en mi tu huella, subes, me recorres, soy tuya, me consumes.

Eres tú, poesía, con palabras hermosas y sinceras, con historias que ocurren y que se sueñan, tu nombre está en mi, y lo pronuncio, sintiéndote a mi lado, sin que yo sea tu dueña.

Sabes quién eres tú, poesía que no acaba.

Agosto en un adiós…😶🌫

¿Quién es ese que se va, por quién se bate mi mano?


Lágrimas corren, aparecen como hilos
Que tejen recuerdos olvidados
Letras pequeñas y grandes
Que hicieron del amor
Un gran libreto

Se corre el velo, y al descubierto
Quedan las penas
El sentimiento
Se va la prisa
Queda el silencio, que ríe fuerte
Lento, corre por mis huesos
Por los tuyos, por los nuestros.


Agosto, vestido de viaje
Parado en el anden
De un tren que no salió…
Olor a calle,
Rieles que arden
Humo que quema lo que nunca ardió.

Vestido así tan impecable,
De gris oscuro
Se viste hoy
Sin mucha risa,
Alegria muda
Tiempo a destiempo,
Brisa muy quieta
La despedida
Pinta un adiós.

¿Quién dice adios Agosto?
Adios se dicen
Los que no se han querido
Los que no han compartido
El bocado del amor,
Los que no sienten,
Los que no lloran
Esos conbardes, dicen
Adios…

Pero es que duele, dices
Agosto,
¡Claro que duele!
Sin compasión,
Llama que arde,
Fuego quemando,
Deseo cociendo
La piel y el corazoón;
Es imposible entonces
Que no duela,
Que la ondapena 
No exista, se marche, abandone
En eso intenso,
Siempre hay dolor.


Gris,
Como vas hoy, tu Agosto
Es la apariencia
Del desdén,
Del desamor;
A veces fuerte,
A veces loco
Y otras en las que no
Estamos los dos.

Letras sin rima,
Rima rebelde
Sin un conpás,
Sin diapazón,
Gotas de Amor
Sonido tenue,
Al caer ahora
Por las mejillas
De este Agosto
De despedida,
A quien mi mano
Le dice adios…

Mira y voltea..
¡Yo no me marcho!
Solo he cogido mi posesión
Para dejarla
En cualquier esquina,
Al que le sirva,
O le dibuje la risa
A ese mismo,
La entrego yo.
Yo no me he ido,
Dices Agosto
Asi lo rige el calendario
Días, horas
Algo queda
De mi andar
De lo que tengo
Por enseñar
En estos lados.

No te vas Agosto,
Pero hueles a despedida
Y mis lagrimas lo saben
Tu has dicho las intenciones
Pero tu traje te delata,
No quieres despedirte
Y aun asi, te extraño…

Yo siento… el tiempo lo sabe💕


Desde el fondo de mi alma, yo te observo… me siento al borde de la tuya, te rozo.

Mi mirada te recorre, vas sintiendo… como mi presencia en silencio te acompaña.

Recorres tus sueños, vas y vienes… yo me adapto a tu paso, rápido y lento voy contigo.

Tus palabras van fluyendo aún a solas, yo te escucho, voy pensando, te interpreto.

Desde este mi rincón, en mi ser, sin más nadie, yo te pienso… mientras el tiempo que no para, continúa.

Tú volteas, sonríes y me sientes… aunque aparentemente no haya nadie.

Mis palabras son susurro de viento fresco…en tarde de sol;  brisa cálida si hubiera frío, porque eres tú el destinatario.

Asientes con tu cabeza, me descubres… preguntas por lo yo pienso, sabes la respuesta.

Despiertas, la luz viene después… madrugadas arropadas todavía.

Antesala de la noche también se acerca, cotidiana… te acompaño, la observo me complace.

Letras tuyas, letras mías van haciendo, el camino donde andamos cada día.

Lo que pienso, lo que siento tú lo sabes… sigo aquí en este rincón , aún en tu vida.

Días sin tiempo, amor sin amarras, fuego que acecha…quizás me pierda en todo esto, y el tiempo se extinga, el sentimiento se desboque y la llama sea soplada.

El tiempo es eso que transcurre mientras sentimos… que también se desperdicia e igual se consume, si es que no nos atrevemos a hacerlo.

Mi pensamiento te toca en este ahora… siénteme, has que tenga sentido el tiempo.

Te escribo… 📝


Simple!

Hace ya rato que dejé de buscar confrontación con lo que siento, yo dejo que las letras se deslicen, ya no las resisto porque al hacerlo, mi alma quedaba atrapada y en peligro de extinguirse. Las páginas de mi ser se agitan cuando te pienso, entonces mis manos sobre el papel (o el teclado) solo se dedican a complacer las peticiones de ambas.

Te escribo,
Y en tus ojos está el milagro de entender lo que mi corazón dice.
Letras que llenan los espacios para evitar que el corazon se derrame sin remedio.
Palabras que forman el canal por donde las gotas del sentimiento van cayendo.
No hay lugar para el silencio o la ausencia, las letras insisiten en tocarte, y yo les dejo acariciarte, desde lo mas profundo de lo que siento.

Cada página cuenta la historia, tu decides si eres parte de ella…

Quien se resiste al amor, solo obtendrá dolor.

Aterrizar en tí…

image

El cielo ese que surco, ese interminable, ese que te contiene, me hace volar… y luego, puedo aterrizar en tí y simplemente disfrutar

De lo que me haces sentir
De lo que me haces vivir
Del aliento que me das…

Acercarme lentamente
Y quedarme así en tu mente
Y de allí no salir más,
Simplemente disfrutar

Al volar y aterrizar
Eres el cielo y la pista,
Puedo llegar más allá…

Como la flor que voló
Y en tu hoja aterrizó
Sólo me dejó llevar,
No se que pueda pasar…

En medio de la quietud,
De un silencio que habla
Y de respiros que sienten
Me das, toda plenitud…

Vamos… sólo disfrutar!

Volemos…

image

Cuando nos damos cuentas que tenemos alas, el cielo es nuestro anhelo.

Cuando descubrimos que las podemos extender, volar será lo que más queremos.

Cuando sabemos que podemos volar, ese cielo se hace nuestro.

•♥•♥•♥•♥•

A veces nuestra vida transcurre como en una jaula, la cual no nos molesta, porque nunca nos enteramos que teníamos alas.  Pero un día nos dimos cuenta de que ellas estaban ahí, se movían, nos agitaban. Una vez hecho el descubrimiento de que las tenemos, quizás todo se complica, los barrotes nos estorban, ya la canción no se canta y hasta el apetito falta… El cielo que antes veíamos como un cuadro abstracto, cobra vida y simplemente nos llama, nos atrae, porque le pertenecemos. Nuestras alas comienzan a agitarse aún sin poder dominarlo y pronto estaremos dándonos golpes con los barrotes internos.  Nos sentimos presos, sin aire, ya lo único que queremos es el cielo. Ya no sirve el material costoso de que está hecha la jaula, ni que tantos los cuidados que en ella recibimos, sólo esperamos salir, extender las alas, y conocer ese cielo, el prometido.

Para los que tienen alas, lo que importa es volar hacia su cielo.