Terquedad… sin opción a cambios 🙄

Érase una vez un alma terca, que solo se inventó un camino por donde andar. Pasaron los días, los meses y años y se negó a los cambios. Sus huellas eran las mismas, sus posibilidades fueron del tamaño de lo limitado de su horizonte.

Estaba tan ensimismado en sus propios pensamientos, que no se dio cuenta de que el suelo comenzó a hundirse mientras iba de un lado a otro, sobre la misma superficie. No escuchaba las palabras de más nadie, sus razones prevalecían sobre todo. No estaba interesado en conocer otra frontera que no fuese la de su comodidad.

En ella permaneció como felino preso en una jaula pequeña, que no se da cuenta cuando empiezan a sangrar sus cejas de tanto pegarlas con uno y otro de los barrotes. Así siguió, hundiéndose cada vez más, y la oscuridad no fue vista por sus ojos, ya que se había negado a ver lo límites del la luz en otros lados.

El abismo le esperó pacientemente, pero seguro. Sabia que quien no sale de sus propios pasos, tarde o temprano queda solo y es el momento ideal para que él, se lo tragase. No quedó ni un hilo que lo conectara hacia afuera, fue tanta su terquedad que prefirió ahogarse en sí mismo, que recibir como salvavidas la perspectiva de alguien más.

La terquedad fabrica abismos, que luego sepultan a sus dueños.

Los imposibles del camino…


Los abismos del camino
Son los imposibles de la vida…

Nadie a dicho que “abrir un nuevo camino” sea fácil, ni que tender un puente sea algo sencillo. La novedad, el atreverse, por lo general crea “escozor mental” en aquellos que tienen por misión (y además les encanta) sepultar los sueños de quienes los tenemos, usando las típicas palabras de su curtido repertorio como son: “estás loco(a)”, “ni se te ocurra”, “jamás lo lograrás”, “ya te veré “,”eso o ese no es para ti “ y es  que simplemente esa esa su función en medio del abismo del camino que nos atrevimos a abrir; su papel es ser cuidadores de sepulturas… Y mientras más muertos (los sueños) mejor!

Pararse frente a un abismo, intimida, asusta y nos hace hasta pensar en la “mejor idea” que sería claudicar, desertar, “botar tierrita y no jugar más “; sin embargo cuando por dentro se prende la llama del atrevimiento y decidimos simplemente arriesgarnos y hacerlo… Nada se le compara a ese tipo de coraje, a esa sensación de conquista,  a esas ganas de lograrlo.

♥️No hay camino más complejo que el del Corazón, no hay abismo más grande que el de las dudas.

♥️No hay forma de andarlo mejor que la del Amor, no hay puente como el de la confianza que es segura.

💟💟💟💟💟💟💟💟

Aunque a mis pies se hunda el mundo

Aunque no exista mañana

Siento este amor profundo

Que en mi pecho por ti, clama.


Ya no sé con cuantas curvas

Me ha sorprendido el camino

Y hasta a veces me perturba 

Saber ¿cuál será el destino?


Sin embargo hoy me siento

Justo al aborde del abismo

El puente es mi sentimiento

Y mi amor por ti, es el mismo.