De las cosas cotidianas 9… con las manos “en la masa” 😳

—¿Receta de cocina..?

—¡No que va! No soy tan buena como para eso jajajaja.

En esta zona tricolor de América del Sur, comemos tradicionalmente arepas, por tanto es común en nuestras casas, a cualquier hora o en cualquier comida, que ellas estén presentes. Por tanto, tenemos continuamente las manos metidas en la masa.

Haciendo lo propio hace unos días, en el que se ha convertido últimamente en mi laboratorio de pensamientos favoritos (la cocina) se me vino a la mente lo que significa que en nuestro argot popular que te encuentren “con las manos en la masa” es decir <<in fraganti>>.

Y si, se tiene por in fragante, a aquel que es encontrado cometiendo el delito o en pleno acto censurable…💭

Entonces me pregunté a mi misma si alguna vez fui hallada, con las manos en la masa. 🙈

Alguna vez siendo niño te comiste algo que te dijeron que ¡no! ¿Y luego te pillaron con el gusto todavía en tu boca? 😋

Un examen en el que raspaste y no lo querías enseñar, que cayó de tu carpeta imprudentemente. 🙄

Más actual… alguna vez te han capturado escribiendo un WhatsApp que decides borrarlo para no enviarlo , y la persona te pregunta en ese momento ¿que pasó, porque no me enviaste lo que escribías? 📲

Momentos incómodos… con las “manos en la masa” son esos en los que pensamos: —Me descubrieron.

¿Qué hacer entonces?

El que tiene algo que se está comiendo, en vano es que lo niegue.

Un examen no dejará de ser cero, porque se esconda.

Lo que pensabas cuando escribías el mensaje, no se irá de tu mente porque solo lo reprimas y no lo envíes.

¿Yo? Creo que sentir es en lo que más me pueden encontrar “in fraganti” quizás censurable, tal vez no adecuada; sin embargo negarlo sería como especializarme en una mentira y eso empeoraría el asunto.

Prefiero que la vida me sorprenda sintiendo.