Donde todo será color de rosa… Octubre, hoy 🌷

Se suele asociar el que todo esté “color de rosa ” con que las cosas vayan bien…

Hoy el día está “color de rosa”

Aún en lo oscuro de la madrugada, las pinceladas rosas dejaban verse de alguna manera, y en la medida

que la hora avanzaba, más de ese color se veía. Luna todo el espectáculo acompañaba.

Ha sido impactante el color de esta mañana. El cielo limpio, despejado, como si nada. Los colores jugando a pintar de belleza cada espacio y el astro nocturno quedándose a ser parte del programa.

Aunque me han dicho alguna vez que soy una escritora “Rosita” no soy de las que cree que los escenarios “rosa” perduren todo el tiempo y lo mejor, no los busco.

La historia de mi primer libro publicado, quizás en principio parezca del contexto “rosa ” porque es una historia de amor, sin embargo va un poco más allá de eso. Escribir sobre lo que podemos llegar a sentir las personas, me parece lo más sublime y a la vez complejo.

En el ser humano se mueven una serie de emociones y sentimientos que escapan de lo que puedan escribir los expertos y diagnosticar los sabios; esos, que tienen remedio para todo.

Viendo este día “rosado” he estado pensando con detalle en dicho aspecto. En el momento más ilusorio del enamoramiento, tal vez hay matices rosa por todos lados; sin embargo hay tonos también oscuros dándole marco a todo eso. Como en el caso de estas montañas de arriba; el rosa se observa y es bello, pero la sombra y oscuridad del resto está ahí, no se quita.

Hay momentos como este, en que el rosa es tan intenso que hasta el agua Del Mar, como buen espejo, adquiere el color de sus trazos. De la misma manera ocurre cuando andamos montados en la nube de la ilusión y queremos contagiar a todos con ello.

Como también me dijo alguien que va leyendo mi libro ahora: “parecía rosa, pero es <burda > de intenso” así, como los colores de este amanecer, que para verse bien, hay intensidad en su esencia. A veces todo parece ser suave si lo miras de lejos, pero al acercarte descubres fuerza y profundidad.

No puedo hacer spoilers sobre el libro (aunque quizás si un poco como autora jajaja) pero así como el día que empieza con colores diversos y cambia, así los sentimientos y emociones pueden transformarse en la vida de una persona.

Existe acaso algo más interesante de lo que se pueda escribir, de lo que ocurre cuando sentimos, y no necesariamente por una relación de pareja (que son de las mejores para sacarle punta al arte de escribir) sino en todas aquellas en la que el corazón está dispuesto a poner lo suyo; ya sea de color rosa o no.

Cuando la luz realmente llega, puede que pierda color lo que en apariencia lo tenia.

Por eso no voy tras emociones que solo duren segundos, y por supuesto que agradezco cuando ocurren; voy más bien apreciando esos colores rosas y viendo la intensidad que sé tienen, más allá de la perfección de que no ocurra “nada malo”.

Los momentos “rosa”, son buenos para apreciar el resto de los que vienen.

De esos pensamientos voy teniendo mientras voy recibiendo mi próximo libro, ahora mismo.

Octubre 18, 6:43 am

PD: no necesito días color de rosa, prefiero días que pueda compartirlos contigo.

Luz… más luz! 😳

Hay colores que iluminan… que reflejan la luz en gran manera y entonces comprendemos que todo es un espejo. Lo que está allá arriba se muestra hasta aquí abajo.

Y pensamos… ya está la luz, es suficiente.

Hasta que irrumpe un poco más, esa que alumbra; la misma que parecía suficiente distribuida en todas partes. Pero llega, se acerca y nos muestra qué hay espacios que necesitan más luz, que a pesar de no verse, siempre hay una porción que puede recibirla.

💡

Así somos nosotros, quizás como el mar en pleno día… ¡claro y azul! estamos bien,”nos vemos bien y pareciera que no necesitamos más nada; toda nuestras luces están encendidas (o al menos eso creemos).

Hasta que llega algo o alguien que nos hace ver cualquiera de nuestras oscuridades y descubrimos, que en el camino de la Luz y su velocidad… aun caminamos lentos. Entonces nos dejamos alumbrar y nuestras poses de “sobrados ” desaparecen.

Todos necesitamos luz (aunque no nos veamos oscuros). 😉

Cuál es el color de la sonrisa? 

Pensando y sientiendo… me hago preguntas…💭❤️

Sonreír tiene el color del sol, cuando amanece cada día, con ganas de conquistar las horas que comienzan. Tiene color a nuevo, a regalo sin abrir.

          
Sonreír tiene el color del Mar y el cielo, que sugieren infinito cuando se se hacen uno en el horizonte. Tiene el color de la libertad, de extender las alas y volar.

         

Sonreír tiene el color de un encuentro, de esos que ocurren cuando estamos desesperados por ver a alguien, y al fin eso ocurre. Tiene el color de un corazón agitado, saltando de emoción, que brinca.

           
Sonreír tiene el color de las flores, cuando llega Mayo y ya se es, primavera. Tiene el color de la belleza, esa que destila por cada rama que regala su belleza.


Sonreír tiene el color de la lluvia, que llega y lo empapa todo, permitiendo la vida. Tiene el color de quien camina despreocupado sin temor a mojarse.

              
Sonreír tiene el color de la certeza, esa que se cuela por el corazón, cuando podemos creer en el sentimiento de alguien. Tiene el color del amor, el que es más de lo que imaginamos, el mismo que no termina.

               
Sonreír tiene el color de la bienvenida, de un abrazo, de un : -Hola, te esperaba! Tiene el color de la compañía grata de quien late con nosotros.

       
Sonreír tiene el color brisa, que levanta falsas y alborota cabellos, cuando vamos a donde queremos. Tiene el color de las huellas que se dejan en el camino que al sentimiento conducen.


La sonrisa tiene el color del encanto , de la satisfacción, del buen recuerdo, del “no de que” que crea música en nuestro interior, de los sueños que no se exponen al filtro de lo tangible. Sonreír tiene el color exacto que puedo ver, cuando cierro mis ojos, pienso en ti, y te veo.