Obviemos, la obviedad…😳❣️

Vivimos una vida de “obviedades” y aún así, tenemos la ironía de decir, que vivimos.

❌No nos maravillamos con la salida del sol, porque obviamos que es un regalo de vida, por el cual no pagamos nada y lo tenemos. Asumimos que siempre estará allí (es obvio!!).

Pero, si amaneciera un día
y ya más nunca viniera,
la oscuridad nos cubriera
Y nada más brillaría.

❌Obviamos lo que nos rodea… los árboles, porque asumimos que están ahi, y cuando se talan los pulmones del mundo no hacemos nada, porque es “obvio” que alguien más lo hará, sabemos que los necesitamos.

Si de árboles ya no gozáramos
Su ausencia nos haría daño
Habría un vacío sin fin
Sin flores, sin frutos, sin aire nos quedáramos.

❌Obviamos las oportunidades y privilegios que tenemos. Lo que en un momento fue nuestro anhelo más deseado, pasa a ser “obviado” cuando lo conseguimos, asumiendo sin decirlo, que lo merecíamos (obvio!) entonces no lo agradecemos.

La beca, el permiso, la concesión, la extensión, el nuevo empleo, los amigos; todos son conducidos por el pasillo de lo obvio… somos el centro del universo y lo tenemos todo.

Cuando el privilegio se va
Y vemos la vida a secas
Cuando no hay excepciones
Y los amigos no abundan
Es el momento tardío de
Empezar a valorar
Lo que ya se ha esfumado.

❌❤️Obviamos el amor… y muchos dirán: —¡Claro que no! Asumiendo que hacer eso es imposible, porque el amor es “obvio” y no se esconde. Precisamente es obviado por que se da por sentado que es y se queda. Declaramos la obviedad del amor, cuando asumimos que lazos consanguíneos o anillos matrimoniales lo determinan. Basta hacer una simple estadística a nuestro alrededor, para comprobar que no es así.

Lo extraordinario del amor es obviado, cuando pensamos que no es cierto, que son palabras dichas por rellenar un momento y actos que se hacen por quedar bien con el otro.

El AMOR es algo tan extraordinario y único, que se salta cualquier agenda o calendario, razas, credos y formularios.

El AMOR está dispuesto a ir en pos del otro, hasta desgastar la vida de quien lo siente, sin que eso sea lo importante.

El AMOR, a veces nos hace decir cosas intensas y hasta locuras, y estás pueden ser obviadas, pero cuando el corazón habla, no hay silencio que lo calle.

El AMOR es un milagro, no surge porque alguien más lo determine, no existe o se mantiene porque las rejas lo apresen. Es un nido que hace un pájaro entre dos corazones, y realmente casi no existen de esos nidos.

En fin…

Obviar el amor nos condena
A la cadena perpetua del vacío
Donde por más que busquemos,
No encontramos
Alguien que de verdad valga la pena