Luna de Agosto… bienvenida y despedida 🌙

Luna en su esplendor, en este Agosto estelar…

Esta madrugada ha sido un espectáculo de luz sin igual.

Luna en su llenura me sorprendió. Hace meses no la veía tan brillante. Anoche no alcance a encontrarla,  me hablaron de ella desde un lugar bien lejos… pero me acosté sin verle☹️.  Pero hoy, como que quiso decirme: —No te pierdas de esto, que sé, lo disfrutas al máximo.


Era simplemente la reina de la madrugada, una luz intensa y brillante bañaba todo al rededor alumbrando la oscuridad de un día que aún estaba entre las sábanas. Todo esto ocurría a las 4:30 am.


Y en la medida que el día iba moviéndose entre las sabanas, queriendo estirarse un poco para atreverse luego  a salta me de la cama… Luna enrojecía quizás de pudor al verde desnuda ante las horas que llegaban…


De esta manera, se  fue ocultando tras las nubes que ya empezaban a dejarse ver en la mañana.


Y… ¿que ocurría con el amanecer, mientras Luna aparecía, resplandecía y se marchaba?

Pues, entre los velos  de la  noche aún, el amanecer dormitaba…


Nada en el se movía, mientras que Luna alumbraba; a las 4 él amanecer dormía, sin querer apurar el alba.
Tan solo una estrellita, que su sueño bien velaba, brillaba por allá arriba sobre esta madrugada.

Y me vine a contemplarlo sin prisa, con mucha calma; aunque el reloj me gritaba: —apúrate que no te salvas, de que de te haga tarde por quedarte allí parada 


Entonces  fui simplemente, a ver cómo comenzaba, el milagro de este día que a mis ojos cautivaba.

Azul, gris y hasta rosado el cielo se coloreaba; claro oscuros no faltaban que el relieve realzará y yo sola en mi baranda con los brazos saludaba, a un conjunto de pájaras que también por ahí, pasaban.


Esta fue la despedida de Luna que se marchaba y el arribo de un día hermoso, por otro lado llegaba.

Eso me deja pensando que igual ocurre en la vida, que por cada adiós que damos, vendrá una bienvenida.

(Está entrada corresponde al día de ayer, pero el WordPress en su última actualización no dejaba subirla… hasta hoyque si  pasó)

Julio, la hora de la penumbra…👀

La hora de la penumbra…

Hora en que Luna luego de su resplandeciente presencia 


Se va, dejando su huella.


Y Sol que la presentía, que la buscaba, que la esperaba… retardo su brillo par no opacarla, y sobre todo para verla, así fuera en la distancia.


Pero la realidad los atrapó, Luna se fue 😞


Y Sol… salió! 🙄


Ambos buscan la manera de encontrarse, y ya saben que eso no es posible dentro de la “normalidad” así que tienen que inventarse un mundo nuevo, para su felicidad.

Julio, Luna y Sol… en tí.

Noche de Luna…

La vida se hace oscura y podemos ir a tientas. 

Como una larga noche m, a veces se cierne sobre nuestra existencia… 

No sabemos ya si vamos o si estamos de regreso, es tan densa su neblina, es tan largo el pensarlo.

Pero a pesar de todo eso, esperanza hay en algún lado; se abre la luz en la noche como un misterio secreto, sagrado, no liberado.  

Y al mirar hacia allá arriba descubrimos encantados, que también la Luna sale para los enamorados. 

Luna que no viene sola, con ella trae sus encantos.  

Astro que duerme de día y de noche resplandece con sus rayos por los campos. 

Hoy que mi día fue oscuro aunque luz soplaba a ratos, ahora tu luz de Luna hace, huir todos mis quebrantos.

Luna de Julio eres para mí, todo un hermoso regalo, sobre este cielo infinito bajo el que te estoy pensando.

Junto con todo el silencio que mi amor te está cantando.  Luna, eres maravilla que del cielo ha llegado.

Luna y Sol… historia de amor  🌕❤🌞 y lección 

Está ha sido una madrugada mágica!


Desde cualquier punto en mi cocina, Luna me veía… o más bien… yo le veía a ella.

¡Quería contarme algo, le ví emocionada! Así que me acerque un poco más.


-Hola amiga, estás muy bella -le dije-.

Y ella contestó: -¿Tanto se me ve? Es que… me arreglé, tengo una cita… ya sabes.  Y en su cara se veía el amor que le movía a decirme esas palabras.


-¡Que maravilla! Estar tan emocionada por encontrarte con alguien, es… simplemente algo genial.  Dije estas palabras para calmarla un poco, porque veía que estaba nerviosa.  Creo que de tener manos, a  Luna le habrían sudado.

-Ya sabes, es normalmente imposible que él y yo nos veamos, pero hoy hemos querido una vez más, desafiar lo imposible y encontrarnos.

-Claro, claro… y los aplaudo. Ojalá todos fuéramos tan osados, pensé mientras seguía con mis quehaceres diarios de mi rutina de madrugada.

Por unos escasos minutos me distraje entre cafés humeantes, masa sobre un budare y escuchar algo que me recordaba el plan de hoy.

Al voltear nuevamente a verla… simplemente me quedé pasmada.  Luna se había “encendido”


Volví a acercarme y le pregunté: -¿Qué ocurre, porqué tanto rubor? ¿Te has maquillado?

-Shhhh, dijo ella. – No lo digas muy alto, y no, no es maquillaje… es mi rubor natural.  -Es la emoción de que lo voy a ver.


Una cosa es que yo lo diga, y otra cosa es el poder verla así… roja como de fuego, con el color en el rostro.  Me hizo recordar mis post de ayer acerca de que : ¡Si tienes fuego, pues enciende!  Ella simplemente lo hizo.  ¡Que lección me dejas Luna!

Cuando nos encontramos con quien es dueño de nuestros sentimientos… sin más, nos encendemos.  ¡Simple! Pero lo más profundo que pueda pasar…

Me fui por el otro lado a buscar al Sol, y por supuesto no lo encontré.  El simplemente se estaba encontrando con ella… era su momento.

Las montañas decían:- ¡Sol te esperamos!


Y en su lugar el cielo mismo, cómplice de esta historia envío pinceladas hermosas que no hicieran sentir tan notoria la ausencia de Sol, al estar encontrándose con su amor.

Con una sonrisa callada, volví a mi cocina. Ya Luna no se veía… ni su amante, tampoco. Brinde por ellos.

Minutos más tarde, la realidad tocó a la puerta de la pasión, y cada uno volvió a su lugar.  Luna sumergida en el mar ya solo dejaba un claro panaorama en el horizonte.


Y el Sol tan satisfecho y complacido como ningún otro podía estar, empezó a dejarse notar.


Definitivamente, el AMOR de estos dos, me conmueve… y me lleva a pensar una vez más que:

Quien ama… busca los medios para entregar lo que siente y sobre todo no se hace indiferente.


Y el día despuntó, como si nada (aparentemente).

Agradezco el haber sido testigo de una lección de amor.

Súper Luna

Luna, ella me cuenta que así como el Amor, no se rínde sino que regresa… vuelve hasta quien la espera.

Y así como brilla hoy, hay luz en el interior de quien tiene el corazón lleno de un sentimiento (ese que produce el Amor).


Tú que la miras ahí …
Sabes que también la miro
Y cada vez que respiro
Solo me acuerdo de tí.

Luna como el Amor, es Súper en su esplendor. 🌕❤️

Dónde estás… Luna? 🌙

Fui a buscar a Luna
Y se había ido,
Quizás a otro cielo
A hacer su recorrido.

No sabia si llamarla
O esperarla,
Sólo  sé que fue mía
Y que no estaba.

Me quedé pensativo,
Meditando
Si fue algo que hice,
Qué calle o
Deje a un lado.

Lo cierto es que esta noche
No la veo,
No la siento ahí,
Al alcance de mi mano.

Y me duele,
Mucho y muy profundo
Ella quizas no lo sabe,
Porque mientras a mi lado
Siempre estuvo,
Pude haberla olvidado,
Por cobarde.

Luna,
En dónde estás,
¿Dónde  te has ido?
No te ocultes de mi,
Tú no me olvides.

Que si eso pasara
Se caería mi cielo,
Y ya no habría razón
Para que hacia arriba,
Yo mire.

No me trates así,
Con cruel indiferencia
Perdona mis olvidos
Mis desplantes
Te necesito aquí
En esta noche,
Como en otras o
En todas,
Las que hemos sido amantes.

No te vayas de mí,
Yo te lo pido,
No te lo dije nunca
Pero lo hago ahora,
No te vayas de mí,
Sino habrá penumbra
Y ya nunca tendrán
Felicidad mis horas.

Salí a buscarte Luna,
Y aún no te consigo
Dime tú la verdad…
Es que de mi
Te has ido?

🌙La vida también se trata de apreciar lo que damos por seguro y no esperar que nuestro ser empiece a buscar lo que ya no va a encontrar.

👀Abrir los ojos es bueno,

 ❤️abrir el corazón es mejor; 

con los primeros nos damos cuenta de lo que nos rodea, con el segundo nos damos cuenta de quien realmente está en nuestra vida.