Marzo y sus días… rápidos 😳〰️🌬

Marzo avanzas tan rápido, que casi corro para verte…

Hay momentos en que sentimos que todo va a prisa afuera, o es que nosotros internamente nos volvemos lentos.

Los días diss transcurren así como esos capítulos o episodios de novelas que algunas veces vemos pasar uno tras otro en cámara rápida, para indicar qué pasó un tiempo determinado y luego detenerse en la escena que se quiere destacar.

Entonces me pregunto, mientras te observo, Marzo: —¿Qué fenómeno es ese, que nos desfasa del tiempo y nos deja cansados sin poder estar al día con los días? (¡Qué juego de palabras!)

Y me encuentro con que la vida gira y nosotros con ella, cuál noria. Pareciera que el estado ideal es estar en mil cosas a la vez, al punto de no sentir como nos pasa el tiempo.

Pero eso tiene razones bajo la superficie, que regularmente obviamos o preferimos no ver.

➰Puede ser porque nos lastime la consciencia, de que efectivamente el día pasa y no estamos donde queremos o con quien queremos.

➰Puede ser, que también el desvío se deba a querer estar ausentes de cualquier modo, de alguna situación que estemos viviendo, y que no aceptemos públicamente que no nos gusta, pero las múltiples ocupaciones lo camuflan muy bien.

➰Los días pasan al mismo ritmo, pero quizás los percibimos más rápidos, ya sea por dormir más veces al día de lo que es bueno o necesario o por estar atacados con mil cosas en nuestra agenda, la cual nunca termina con la lista interminable de “pendientes por hacer”.

El asunto es que para nuestra justificación, nos ocupamos.

Se abren diferentes caminos a nuestro paso, y de repente queremos andarlos todos, olvidando que un pie no puede ir separado del otro para cualquier ruta que tomemos.

En vano nos ocupamos de una cosa y otra, si al final no nos ocupamos de nosotros mismos, y lo peor es que nuestro olvido a veces es premeditado.

De nada sirven los muchos caminos por andar, si no nos vamos a dar cuenta de la belleza qué hay en ellos y la necesidad que tendremos mientras los atrevesamos, de parar.

Cuando los días pasan y no sabemos cómo han sido, nos han consumido los quehaceres y eso aparentemente nos da satisfacción, porque “estamos ocupados”.

Sin embargo, abriendo los ojos a nuestra propia vida, nos damos cuenta que: ➰Estar ocupado en muchas actividades o salidas, no implica para nada que realmente estemos viviendo

Quizás acabemos los días cansados y eso sería una respuesta normal producto de lo mucho que hicimos, pero también puede ser el resultado de saber que no alcanzamos nuestro verdadero plan, ese que internamente nos mueve.

Marzo, si tú vas a prisa, pero yo me detengo. Reconociendo que tu reloj sigue siendo el mismo y que soy yo, quien se ha perdido unos cuantos de tus buenos segundos

➰➰No somos lo que simplemente hacemos, para justificar ante los demás el tiempo que alguno considere vacío. Somos lo que pensamos y llevamos a la práctica, cuando hemos entendido cuál es nuestro verdadero propósito de vida➰➰.

No son las grandes guerras ganadas que dejan devastación a su paso, las que nos llenan; sino esas pequeñas victorias cotidianas donde ponemos nuestras banderas y sentimos que la vida no se ha ido como si nada.

Marzo, tus días rápidos, ya no lo serán más… estaré atenta a que no pasen sin vivirlos. , por favor, ven conmigo.👉🏽

Marzo 10, 8:12 am

Llega Marzo… estrenando el tiempo

Marzo llega con Luna.
Frío hasta en los lugares cálidos.

Llega y se viste de colores,
queriendo trasmitir su propia esencia;
como diciendo que aunque parezcan iguales los días,
cada uno trae su toque especial,
para quien a descubrirlo, se atreva.

El cielo viste hermosos colores,
variados en tan solo minutos.
Se notan el azul y el rosado,
serpenteando lentamente ante los ojos.

Increíble como avanza el tiempo,
como uno uno se va y otro llega.
Así es la vida, que como un árbol frondoso,
sus hojas caen y luego otras se renuevan.

Marzo ¿que traerás?
Contigo quizás despierten las flores,
se deshiele el frío para otros y
quizás, se acaben las lluvias y hasta los nubarrones.

Podríamos pensar y hasta decir,
que todos los Marzo son iguales,
quizás tengamos fechas anotadas en
nuestro calendario
para celebrar o por el contrario;
pero este Marzo es de estreno,
quitemos de él, todo lo previo.

Este como todo los meses, trae un reto implícito, emociones que vivir, errores por cometer, problemas que resolver. No sirve quedarse en Febrero, por muy pasional que sea, tampoco sirve pretender que Abril llegue más rápido, con fines de primavera. Sirve este Marzo, si no lo atamos al resto de los Marzo que ya previamente nos han tocado, si le permitimos estrenar con nosotros lo nuevo que existe a cada lado, solo cuando nos atrevemos a realmente encontrar, eso que andamos buscando.

Eres bienvenido Marzo, Cielo vístete de traje nuevo, voy contigo de la mano.