Luna se Ayer y hoy… Septiembre 15 y 16 🌑 🌒

Cada mes trae su Luna…

Las hay “de sangre”, “azules ” y muchas otras connotaciones que las asocian con el color que para la fecha ella escoja para vestirse.

En este Septiembre, Luna se ha llenado del color de la paciencia (podrás decir en tu cabeza a cual color le atribuyes dicha virtud).

Momentos de madrugada en los que deja ver su brillo…

Y luego justo, con el brillo propio del día fue quitando de rostro de la vista, poco a poco. Así fue Luna en el día de ayer.

Paciente, calmada, era domingo, no había prisa, todo podía tomarse su tiempo, ella seguiría estando allí aunque no se viera, y para si misma y los demás, era suficiente.

Hoy amaneció ya en Lunes…

Redonda, brillante y bella! Y el día empujando con su agite, el espectáculo. Parece que para este Lunes la paciencia de ayer, se debe quedar ahí, en el ayer. Nubes que pasan rápidamente esconden a Luna sin preguntarle.

En apenas segundos, ya no puede verse.

Ella no insiste, prefiere quedarse con la paz de ayer, antes que ponerse a competir para este más tiempo visible. Simplemente lo entiende y se oculta.

Y el caballero amarillo, dándole tiempo a Luna, no se ha dejado ver hasta que hasta que ella decide ya no estar.

Creo que la paciencia de ella, también le contagió a él.

Todo tiene su tiempo… 🌸

Aunque vivimos en el mundo de lo “instantáneo”, todo amerita un tiempo y no todos tenemos el mismo ritmo para hacerlo.

Ver una flor abierta y radiante, es un bello milagro, pero no olvidemos que ella no estuvo siempre así; paso a paso fue avanzando hasta lograrlo.

No por  empujar el reloj, haremos que lo que queremos suceda más rápido. Todo tiene su tiempo.

Mis pasos son cortos, me tomo mi tiempo, pero voy andando; tú lo sabes.