De cerca… reflejos 🥰

Y no hay nada más rico que acercarnos a esa persona que hace que nuestro corazón se acelere, y descubrir que hay un reflejo nuestro que brilla ahí, de alguna manera. No somos copias, somos reflejos y los puntos donde tenemos encuentros hacen del amor, un encuentro.

Es entonces cuando podemos acercarnos sin temor, porque al hacerlo nos descubriremos sin abusos, perdidas o excesos. De esta manera la vida se convierte en una pista de aterrizaje en la que también nos damos el privilegio de estar, entre vuelo y vuelo, con el regalo de volar con alguien que si quiere, también sabe quedarse y que eso no nos de miedo.

Si esto no nos ocurre, no entregamos lo que somos y eso se queda en lo incierto; la inseguridad reina, perdemos el gusto hasta por el cielo, la risa falta, la censura llega y tarde o temprano solo queda sin retorno, emprender vuelo.

Gracias, porque acercándome a ti… recordé quien era yo, y espero ya nunca más, perderme.