Hablemos Octubre… tú y yo 💭⛅️

Y llegó Octubre, vestido de luz… como si los grises y pesares de Septiembre no existieran.

Uno a otro pasó el testigo de la vida y el primero se dio por satisfecho en esos 30 suspiros que fueron sus días. El que llega toma posesión de lo que tiene… 31 oportunidades para sonreír, a pesar de que el llanto quiera embargarlo todo.

Las calles han mostrado cierta “normalidad” pero todos terminamos escondidos tras una máscara. Cosa que en algunos ya era su sistema de vida, porque jamás se atrevían a mostrar quienes eran realmente.

Octubre aparece como hombre maduro, ese que ya ha pasado por muchas cosas previas. En algunos lugares los árboles comenzarán a desnucarse, en otros el calor abrasador incidirá su sofoco vestido de flores.

Pero el ya sabe cómo es todo en el año… ha tenido muchos; sabe que su tiempo es breve, pasajero y que aunque las flores le prometan florecer, no siempre será asi. Hay promesas que simplemente no se cumplen, aunque se vociferen.

Es consciente que muchos agradecen que llegue, por fiestas que quizás este año no se cumplan, pero otros le aborrecen porque saben que con el se inaugura el final de otro período y que pronto habrá que apagar nuevas velas; cosa horrible para los que temen envejecer.

Yo le miro y quizás sonrío, mientras el me muestra su cara al descubierto, como aquel que esperé y nunca vino, y en su lugar me visitaron los recuerdos. Vacíos que jamás se llenan.

Bienvenido una vez más Octubre, te aprovecharé, porque se que tú estarás cuando yo ya no esté, e irás a impresionar a otra… tú el antiguo, el que lo sabes, casi todo.

Conversando contigo… Octubre 1; 2020

La tierra… enferma 😷🦠

Casi el mundo entero está en cuarentena… y aún así los humanos se resisten a las recomendaciones que dan para tratar de controlar la situación.

Las acciones que tomamos tienen hoy día, repercusión para muchos más que los que normalmente impactamos, por tanto deberíamos pensar más a la hora de decidir tan siquiera salir, si no es necesario.

Todos estamos metidos en el mismo paquete, pero no todos estamos dispuestos a ser responsables. Ese es el caos del humano y las consecuencias no se hacen esperar.

El virus que sufre la tierra se llama SH (ser humano).

Regalos de la vida… los mejores

Cuando todo va bien, las sonrisas abundan y la compañía quizás no escasea. Pero realmente son en los momentos difíciles, cuando descubrimos los verdaderos regalos de la vida.
Una flor quizás tiene mayor significado y alcance en medio de una trinchera, un mensaje y una presencia como muestra de amor, llega más profunda en medio de una pandemia.
Gracias porque eres, un regalo muy preciado en medio del telón de las malas noticias.

Vivir y estar… aunque las nubes sean grises 💭🌫🌪❄️⛈

Este nuevo año que ha consumido ya gran parte de su primer mes, ha abundado en nubes grises.

Y no solo me refiero a las que dibujan en el cielo presagio de lluvia, porque en el lugar donde me toca estar en ese tiempo, esas nubes son normales. No, me refiero además a las nubes grises, que corresponden a circunstancias adversas, de esas de las cuales y por más que queramos, nos podemos escapar.

Corre el segundo mes, desde que salí de Venezuela, la mía, la del Sur… y aunque no me había atrevido a escribir sobre esto hasta ahora; hoy puedo ver un poco más de frente estás nubes grises que a veces lo ocupan todo.

No voy a hacer “El diario de un inmigrante” en esta entrada, porque no es la idea; este espacio corresponde a Enero, ese en el que mis letras estuvieron algo represadas de exposición por una simple falta de conexión a internet y otras dificultades, que no viene al caso mencionar.

Ver amanecer a Enero, recurrentemente vestido de gris, no ha sido agradable de un todo, hasta comprender que también es un color que conforma la totalidad de los paisajes que vemos. Y también tiene su belleza. No todo lo que no brilla hay que asociarlo tristeza y nostalgia.

Lo que sí sé, que de color que es te la visa en un momento; todo puede cambiar.

Si en Enero del año anterior, viendo por mi ventana (la de siempre), alguien me hubiera dicho que ya no estaría más allá, sino en cualquier otro lugar desconocido para mi; mi respuesta inmediata habría sido:

—Eso es imposible y sobre todo, no está en mis planes.

No estar preparados para los cambios o pretender controlarlo todo trae consecuencia no agradables.

Es entonces cuando el verdadero gris aparece.

Es esa lucha constante que tenemos los humanos, por pretender que todo sea a nuestra medida y tiempo, hasta que entendemos que en realidad las cosas no son así.

No lo controlamos todo y mucho menos todo, depende de nosotros.

➰El gris lo portamos nosotros mismos cuando no aceptamos que puede llover, aún sin tener la precaución de traer un paraguas.

➰El gris somos nosotros mismos, cuando tenemos que opinar de todo y en todo; y por supuesto habrán opiniones contrarias, lo que detona nuestra propia ira contenida o disimulada en la mayoría de los casos.

➰El gris está en nuestra mente, cuando no somos capaces de hacer el esfuerzo por el sueño o meta que tengamos, sino que los relegamos “en función de bienestar de otros“, pero al final del día nos descubrimos inconformes y hasta amargados.

➰El gris lo pinta quien en definitiva tiene miedo ante el azul de la expansión, porque siente pánico a no tenerlo bajo control o a descubrirse débil ante la belleza en otros y no en sí mismo.

Total es que haciendo un recuento de estos días grises, me encuentro con una belleza real en sus matices y unos ajustes propios que hay que hacer dentro, en el propio ser del humano.

Entonces recordaremos que si existen cielos de azules intensos, y que todo es pasajero.

Ninguna nube gris por muy inmensa que sea, puede durar todo el tiempo; igualmente sucede con los días azules o soleados, sobre todo en lugares como este donde estoy, donde tampoco se suceden las estaciones.

Enero es el inicio del año… empeñarse en encasillarlo en tonos oscuros o lúgubres, sería como estar escribiendo la historia de lo que ya pensamos que va a ser el resto de año.

Entonces sólo bastaría voltear a nuestro alrededor y preguntarse ¿cómo va la vida? o ¿qué tanto le impacta el gris?

A lo que la respuesta evidente es:

Aunque todo este nublado, el sol sigue saliendo, aún cuando nuestros ojos estén en negación de verlo.

Solo disponiéndonos a caminar por la senda de la luz, nuestros pasos se iluminarán, a pesar de la oscuridad que haya a nuestro alrededor.

Enero, a pesar de estos días difíciles, ha sido grato aprender en silencio en tus días, y ver cómo el camino se va encendiendo cuál pista de aterrizaje en un vuelo de emergencia.

Amo aquello que no se rinde, por muy en contra que todo parezca. El amor es eso, no rendirse. Entonces comenzamos a darnos cuenta de que no todo está perdido.

Las nubes grises arriba, tienen su tiempo; pero eso no tiene porque llenar de oscuridad lo que ocurre aquí abajo.

Sigo contigo, aunque muros grises estorban la visión; entonces me deleito y agradezco por lo que encuentro en cada paso. Ya no más angustia por la nubes grises. Vivo y estoy, eso es lo importante.

Enero 21; 12:15 pm

De las cosas cotidianas 29… ¿Porqué te escondes cangrejo? 🦀😳

Hace días caminando por la playa, me di cuenta que constantemente había un”amiguito” en la orilla, y pude alguna vez hacerme con una de sus plumas.

Vi al dueño de esta pluma caminar al borde del agua más de una vez y aceptar mi cercana compañía más de lo que comúnmente cualquier ave de playa lo soportaría.

En mi mente me decía “¡pobre, será que en estos momentos no puede volar” y así pasaron varios días sin que yo pensara otra cosa acerca de ese pájaro.

También me ha llamado la atención repetidamente, que exista esta especie de cavernas en la arena y luego he visto que son los cangrejos quienes las ocupan, dejando ver sólo sus ojitos relampagueantes cuando ellos parecen volverse del mismo color de la cueva.

Pero todo tuvo sentido cuando al fin vi esto…

El ave que caminaba de forma cotidiana por la orilla, a diferencia de otros que volaban y se zambullían en el agua tras su presa, tenía un cangrejo en el pico y no lo soltó hasta que pudo tragarlo por completo.

Esto me dice que las cuevas eran por supervivencia para los pequeños cangrejos y el ave no estaba en el suelo por estar herido, sino por encontrarse cazando.

De la misma manera ocurre de continuo por la vida.

A veces encontramos personas “cara de cangrejos” algo huraños quizás, con ceños fruncidos que la mayoría cuestiona, sin saber que en el fondo lo que tiene es miedo y se escudan en las cuevas de su apariencia, para evitar ser lastimados.

Puede que alguna se sienta en desventaja con respecto a quién puede estar por ahí, cazando con palabras suaves o dispuestos a destruir a quien no piense igual o se someta a sus dogmas.

La vida es como una orilla… muchos solo andan cazando, algunas veces para sobrevivir, otras por pura costumbre . Y ahí mismo, existen los se esconden en las grietas de sus miedos, ya sea por un corazón roto o por temor a que así sea.

Como quiera que sea, hacerse juicio a priori, está comprobado que no sirve de nada. Todo necesita un tiempo para confirmarse.

y el pájaro, se comió el cangrejo! 😳

Amor… válvula o chorro? 😳💕😍💦

El amor, no sirve para escaparnos del dolor, es más bien una fuente que nos mantiene pegados a la vida. No es un escape, es un encuentro.

No esperes amar a alguien, solo porque te sientes solo o triste; busca primero amarte a ti y reconocerte en ese sentimiento y estarás listo para entregarlo a alguien más. No es un “mata soledad” es la compañía de la Alegría.

El amor no es la segunda opción o el atajo del camino, es la primera razón para sentirnos vivos y estar dispuestos a llegar a cualquier parte. No es un relleno, es la esencia para estar plenos.

Las pausas… necesarias… 💭🖤

⭐️

A veces toca parar, hacer una pausa,

Pensar,

Dejar de correr y querer llegar

A veces, tan solo es necesario

En quietud, esperar.

⭐️

¿Donde estamos?

¿Es real y de verdad?

O es simple apariencia

Sin que nuestro latir,

De verdad se sienta.

⭐️

Querer correr

¿Es una opción?

O solo una utopía momentánea,

¿Irse porqué y adónde?

Producto de una moda

Contemporánea.

⭐️

Y quedarse ¿de qué se trata?

Comodidad que existe,

Horizonte que se borra

Respiro sin sobresalto,

Vida barata…

⭐️

Para cada cosa es necesario

Pensar,

Darnos cuenta que nada

Llega sin sentido,

Al azar,

Que cada camino cruzado

Tiene su misión,

Que cada luz que ilumina

Es del corazón.

⭐️

Aquí estoy,

Pensándote,

En la pausa del día,

En el respiro lento,

En el silencio de mi voz

Que te nombra adentro;

Sin irme a ningún lado

Y volando a todas partes,

Escribo, voy pensando

Por eso vengo a contarte.

Echar de menos… a quien? 🤦🏽‍♀️🌪

Simple…

Somos propensos a cegar nuestra mirada (la interna, la del corazón) de todo aquello que asumimos como seguro, asumiendo que hagamos lo que hagamos estará ahí, a nuestro regreso, luego de nuestro olvido y hasta de nuestra indiferencia.

Cuidado con empeñarnos en señalarle la puerta de salida constantemente a alguien, por creernos seguros de que le tenemos en nuestras manos y no se moverá de donde está; no sea que descubra que puede cruzar el dintel de esa puerta y no querer regresar ya nunca más.

Lo que damos por sentado, es algo que tendemos a no darle el aprecio debido… pero ¡despierta! Todo se acaba naturalmente y más aún si tú insistes en ello. No esperes a echar en falta y sufrir, por aquello o aquel a quien has tenido para ti, y no le has dado importancia.

Consejo: Abre tus sentidos. Ahórrate un lamento.🌸

Noviembre… el de corazón desnudo

Noviembre comenzó ayer… Bienvenido!

Llego levantando polvo, sacudiendo sentimientos, moviéndolo todo, como las hojas.

Días que corren despacio dentro de un mundo que va a toda prisa. Pensamientos que se agolpan como naipes, para luego dejarse caer. Preguntas que nos llegan sacudiendo la tranquilidad inmaculada que muchos quisieran tener.

Noviembre esplendor de los días, que anuncian la despedida de un año que termina. Tiempo de quedar vacío, tiempo de que algo nuevo que se avecina. El por venir es incierto pero cada segundo que transcurre mientras se van escribiendo estas letras, lo conforma.

Llega quizás con una promesa implícita, este Noviembre, que nos dice: que si somos capaces de soltar todo eso que nos cubre, escondiendo lo que realmente somos o creemos, entonces estaremos listos para disfrutar cualquier cosa que venga.

Cielo tú con colores diversos, sin llegar a abigarrados, sino más bien en la armonía de quien sabe manejarlo todo…

Eres el marco perfecto para la desnudez de este Noviembre que a “corazón abierto” pasa por la intervención de sentimientos a la vista de muchos. Nadie alcanza a saber cuantos pensamientos azotan a alguien a quien vemos sonreír como si nada, solo hasta que su mente al igual que su corazón se desnuda. Y como rayos de luz que se abren paso en un atardecer de Noviembre entonces lo vemos.

Hay que soltar el temor de una vez, ese que nos hace arrastrar por largos periodos cargas que ya no estamos dispuestos a llevar. Es como querer tener pegadas al árbol, hojas que hace rato ya están en el suelo y mantenerlas con “pinzas” sería un estéril esfuerzo.

Noviembre que llega y se desnuda, como un Cielo limpio que recoge ya su luz, y se abandona a la noche que llega.

Tiempo para agradecer por lo que ha precedido este “ahora” y tiempo aún mejor para que sin nada que nos esconda, como Noviembre, emprendamos un viaje limpio y ligero.

Cielo, como a Noviembre desnudo, te quiero…

Abril de últimos días… empieza la despedida

Este mes de muchas emociones, comienza su etapa de despedida… y eso me deja una reflexión al contemplar el avance del atardecer.  Y me pregunto:

¿A quien le gustan las despedidas? ¿A mi me gustan las despedidas?

Pensándolo bien, no… no me gustan las despedidas.  Tiendo a solo guardar silencio ante ellas; porque ¿ que se puede decir ante quien de va?  Como dice la canción: “Cuando alguien de va… el que de queda, sufre más!”

Y luego miré este pájaro disfrutando la despedida del día…


Y volví a pensar, todo depende de cómo se perciban las cosas, incluyendo la despedida. Este pájaro solo está pensando en que este es el momento que tiene para volar, antes de que el día se vaya, de que sea inminente la despedida… y simplemente la disfruta.

Si tomáramos la vida de esa manera, todo sería más sencillo.  Disfrutándolo todo antes de la despedida, en lugar de sumarle sufrimiento a algo que yerno tiene porque convertirse en fatal.

Y seguidamente el día también se fue…

Y solo alcanzó a pensar entonces., que por favor despídete como el dia… con esas certezas de que al menos en lo que de ti dependa, estarás ahí para mí, mañana.

Pero, acabo de ver algo que me llama más la atención; son las 6:40 pm y mientras registró esta “despedida” el cielo se viste así… creo que hasta mejor!

Entonces me quedo con la lección.. de que para quien quiere encenderse y estar presente, las despedidas son solo excusas, para encontrarse nuevamente.