Con naranjas o limones… 🍊 🍋

“Si del cielo te caen limones…”

Creo que alguna vez hemos escuchado este refrán o dicho popular, y simplemente nos resignamos a hacer limonada.

Como me parecieron más apetecibles las naranjas para el día de hoy, las escogí naranjas para pensar un poco en lo que nos decimos a nosotros mismos con el siguiente tipo de palabras:

“Si toca, si no hay más nada, por lo menos” son frases que hemos acuñado con mucha fuerza últimamente en mi país. Y me pregunto: —¿Es que tenemos que hacer de la resignación algo cotidiano?

Inmediatamente, lo que soy responde: ¡No!

Y si, estoy clarísima que si tenemos limones, no hay que querer fresas (o quizás entonces empecemos a descubrir que eso es precisamente lo que queremos 😳) el detalle es que por tener las naranjas , limones u otros cítricos qué tal vez nos causen hasta un malestar de estómago, si es que somos delicados, no nos atrevemos a más nada.

Andamos con el saco de naranjas, aún pesada y hasta podridas para donde vamos (🙈jajajaja), porque es “lo que toca” porque “no hay de otra ” y el pensar de esa manera nos mantiene en el umbral de la resignación, negados a dar un paso o al menos soltar el pesado saco.

¡Si lo que tenemos son naranjas, por favor que sean jugosas! Sino ¿para que sirven?

Dicho sea de paso sacar jugo de algún cítrico no es tan fácil como parece; tenemos que hacer un esfuerzo para ello. Entonces, tengamos las naranjas porque queremos comerlas, apretarlas, sacarles jugo, aprovecharlas, no por estar resignados y no hagamos nada con ellas.

—¡Ah y si hacemos jugo, que sea dulce! 🍊 🥤

Nota: Si “Del cielo te caen limones… ” ¡también podemos devolverlos! 😃

Anuncios

SEPTIEMBRE… EL INICIO

A veces miramos hacia arriaba y el cielo se nos hace tan lejano, como inalcanzable aquella persona de quien no tenemos más que el mero recuerdo. Entonces, empiezan a aparecer las nubes y con ellas alguna que otra gota de lluvia que sentimos nos ahoga el corazón.

Este mes comienza con inciertos… pero qué es la vida? No es eso? un gran incierto donde vamos construyendo certezas a golpes y desencantos?

20140312_100037

Pero hoy, Septiembre en sus inicios quiero inaugurar una certeza entre lo incierto… la certeza de la flor que busca el sol, aunque él termine consumiéndola. El la da vida y a la vez le mata. Permita su germinar, la ve florecer, pero su exposición continua a él, simplemente la secará. Hoy, me quedo en esa certeza, esa de la flor, la que aún sin garantía se atreve a tomar para sí su resplandor.

Hoy, agradezco los días transcurridos, aún entre las incógnitas, a pesar de las palabras que no llegan o las heridas que llegan con las que se dicen. Hoy, agradezco este hoy, como única posibilidad que tengo para contarte a ti, cómo es el inicio de Septiembre.

Las hojas se han empezado a secar

la luz ya ha empezado a oscurecer

pero a pesar de lo que ocurra en nuestro ser

Siempre habrá algo nuevo que contar…

AC*