Viendo a Abril… a la vida, a nosotros 👀🌼

La vida a veces se torna como un cielo con nubarrones,

Donde parecieran que pequeños tornados bajan y nos consumen,

Y los colores se mezclan y hacen una linda composición, aún en medio del caos.

Vivimos momentos grises que a veces eternizamos, por tenerle absurdo miedo a la felicidad,

Esa que se traspone a la luz apagada de nuestra mirada,

La misma que intenta convencernos que la calma existe, que es cierta, que basta con no quedarse en la tempestad.

Y nos siguen pareciendo hermosos los tifones, todo aquello que nos alborota

Eso que a su paso nos arrasa, y el alma se queda en la desolación de quién está en el abandono.

La vida entonces voltea y nos sorprende mirándole… buscando en ella transparencias ocultas,

Hasta que despejando las nubes nos dice con paciencia: “Todo esto que observas , que es grande y pequeño, que baja y también sube,

Son los días con que cuentas para darte por enterado, que estás hecho de todo,

De calma, de tormentas, y que los tornados son reflejos escondidos que a veces tú no encuentras,

Que los ves hacia fuera, pero es adentro donde ocurren, se desarrollan, arrasan y se gestan”.

Entonces nuestra mirada apreciativa de la vida cambia, y comprendemos más que nos miramos a nosotros mismos, cuando le observamos a ella.

Anuncios

Es lo que tengo… amor, es lo que tengo 💋📝

A veces se pretende que el amor sea plano… y esa es la cosa más irónica que pudiéramos pedirle.

El sentimiento cuando los sentimos, nos llena, nos eleva, y también nos arrastra, nos tumba.

Algunas veces podemos expresarlo de la forma más idílica, más sutil, más culta; y otras lo hablamos desde el dolor, desde la rabia, desde la incoherencia, la locura.

Ese es un derecho inalienable que tenemos, quienes lo sentimos de verdad, no de apariencia, no por la correspondencia obligada de ser cortés ante alguien que nos dice, que nos quiera.

Por eso…

Es lo,que tengo amor, es lo que tengo y también su expresión es así, sin florituras.

El amor no necesita de adornos, porque en si mismo se embellece; no necesita de defensas, porque entra en batallas ya perdidas y aún así, entierra su bandera y conquista.

Que no hay excusas para lo que se escribe,

y mucho menos para lo que se siente,

el amor es así, tan vehemente y otras tan sutil que nos admira.

Para la lectura completa del Texto en Instagram @escriboloquesientoypienso

Lo que está mal… está mal. Punto! 😤

Cuando somos desatendidos, maltratados, abusados, despreciados o alguno de estos verbos que signifiquen daño para nosotros; quedarnos sin decir al menos : —¡Ayyyy! (me duele, me estás lastimando, no estoy de acuerdo, basta, para) nos convierte en cómplices tácitos de nuestra propia miseria.

Nadie tiene el derecho de lastimarnos, NADIE. Ese derecho no es negociable.

No permitas que nadie te deje sin luz. Si se trata de un gobierno es válido expresar el descontento, si se trata de una persona, también. Quedarnos callados no hace que el mal desaparezca, lo más probable es que haga que sus raíces se tornen más profundas.

El silencio cómplice, puede ser nuestro vil verdugo más adelante.

#EstadoDeWhatsApp

Diferencias… día con otra perspectiva 🌸+

No se trata de autoengaño y de decir que no ocurre, lo que ocurre. Se trata de que el día tendrá la oportunidad que le demos, las ganas que sean verdaderamente nuestras.

El atreverse a estar ahí, buscando lo que queremos encontrar, puede marcar la diferencia entre darnos por vencidos o seguir, aprendiendo a disfrutar a veces aún más de la propia búsqueda, que del tesoro a desenterrar al final del camino.

Hoy decido ver, aún con los ojos cerrados. Darle una oportunidad a la ausencia de irse cuando quiera.

Darme la oportunidad a mi misma de no necesitarte, pero si a preferirte sobre otras muchas cosas; sin esperar a que suceda lo que no quieres… y dispuesta a recibirlo, si te atreves.

Diferencias… tan posibles, como estemos dispuestos a asumirlas.

No pasa nada

Que a veces el engaño más grande es pensar que “no pasa nada”

Y es más fácil de manejar cuando es con otra cosa que no sean los se timoneros. Que cuando dice “no pasa nada” es que estás rota (o) y el mundo se te coló tras esa persona, que lo veras partir y alejarse sin decir nada y los,gritos del silencio te minaran la vida para siempre.

Nadie sale ileso de un “no pasa nada” cuando hay sentimientos involucrados, cuando el amor ha salido a marcar los corazones con su esencia.

Tú..? tranquilo… “no pasa nada” 🖤

(Porción de texto publicado hoy en las historias de mi Instagram @escriboloquesientoyoienso, llamado “Días”)

D… dudas, deseos ♥️❓

La seguridad es una cima que se sube, estando llenos de dudas
Por eso cuando clavamos nuestra bandera de convicciones en ella,
Aunque el viento, sople y la lleve a uno y otro lado,
Solo la hará más bella (a la bandera) y nos moveremos con ella, seguros.

No temas exponer lo que quieres (aunque cueste)

Teme más, el convertir tu corazón en un cementerio de sueños,

Donde la frustración sea quien te visite.

Del color de los atardeceres… yo 💭

Somos el color de un atardecer…

Todos hemos sido marcados de alguna manera, por las vivencias tenidas, los amores que nos han desbordado, los olvidos que nos han agredido.

Y nuestro reflejo en el espejo es variopinto… como atardecer de un día soleado en el que sucedieron tantas cosas bajo el cielo, llenando de colores intensos lo inmenso, y de trazos más dramáticos algunos otros espacios.

No tenemos un solo matiz, no todo ha sido blanco o negro; nuestras líneas de expresión, los colores de nuestras miradas, y hasta el brillo de cuando nos cerramos a la vida, habla a gritos aún en el silencio de lo que nos ha construido hasta decir, “esto somos”.

Nadie sale intacto de la vida, ni conserva su piel sin cicatrices. El firmamento no se mantiene solo azul, por todo el rato que dura el día.

Cada uno de esos matices hacen que valgan la pena los muchos colores, las alegrías, pero también los días duros, las tristezas, los que también se llenan de manchones grises.

Entre estos colores que del atardecer me consigo, descubro tu pincel sobre mi vida, llenándola de tonos que me elevan y también de matices que me derriban . Soy como uno de estos atardeceres, con sus tonos varios que se difuminan, y es de ensueño mirarme y encontrarte, cuando con tu sonrisa me das la bienvenida.

Colores que ya cambian y está entrando la noche… oscura, grande y también con estrellas, pudiera yo estar triste y sentirme olvidada, pero se que después de esto oscuro, viene un día nuevo, con su madrugada.

Volverá mi vida a tener apariencia de otro atardecer de esos bellos; diferentes serán sus matices y acumularé un día más de los colores cuando consigo palparte… o también de franjas oscuras que me deja tu ausencia.