Noviembre… tu que sientes y te vas 🌪🌨❤️

Noviembre, hoy que te vas…

Pareciera algo tonto, el que venga a despedir a Noviembre, pero ¿sabes qué?  nadie sabe si este es el último Noviembre que me toque, así que por sí o por no, vengo a darle un abrazo, en honor a todo lo que me dejó en sus días

 Confieso que este mes he llorado tanto como Noviembre…¡ y que se hace, pues! Como este mes, yo he estado en modo de “lluvia”, él por sus razones, yo por las mías.

 Esta última semana los días han estado entre grises y colores. El calor sofoca y de golpe la lluvia cae, hace dos días hubo una tormenta eléctrica que parecía que alguien consecutivamente tomaba fotos y fotos con un flash refulgente, aún siendo plena tarde (4:00 pm).  Desde ayer amenazaba con llover otra vez, y aunque la noche languidecía casi a punto de llorar, las gotas no llegaron… pero hoy, hoy si que amaneció en gris.

El sol se encontraba arropado entre mantas grises, quizás luego de una noche tormentosa con Luna, que estaba nueva. Por lo que fuera, no tenía intención (al menos no manifiesta) de levantarse, como otros días, como todo los días.  Hoy era distinto, había tristeza, lejanía y distancia…


La esperanza de un sol que viniera a adornar el día, era poca, pero aún así, había esperanza.  Pero el resto de la mañana continuó igual, y poco antes del medido día, la sentencia completa del llanto que no espero, se ejecutó…

La lluvia era tal, que el mar no se veía.  Así ocurre cuando uno llora con todas las ganas… y el dolor lo nubla todo, al punto de no tener idea de ¿cómo hacer para poder resistir en un momento de esos?


Con fuerza la lluvia se dejó sentir al rededor de unos 15 minutos y luego, sin más, aclaró.  El panorama seguía con lluvia, pero la vista ya empezaba dejar que se vieran todos los elementos que la contenían.


La tarde comenzó y el gris seguía ahí… como esos dolores que se apaciguan, pero que no se van..¡justamente así!

El mar un poco revuelto por la lluvia, quería mostrar su mejor cara de calma, pero en el fondo se presentía su agite así él, lo quisiera esconder.  Tal cual nos ocurre a nosotros cuando estamos “rotos” por algo o alguien y nos preguntan: 

-¿Cómo estás? Ponemos nuestra mejor cara (que no consigue engañar a nadie) y respondemos:

-Todo bien.  Con una sonrisa de esas que pareciera que fue la última que quedaba en el almacén de las máscaras , por lo aporreada que se ve.  Pero, a nadie en el fondo le interesa si es real o de utilería la sonrisa, sino que generalmente la mayoría prefiere quedarse  con esa respuesta porque es la quieren escuchar, para no hacerse participe de un peso que no quieren compartir (y eso no es condenable).

Yo sin embargo, continúe preguntando a Noviembre y al mar… ¿cómo estaban, qué ocurría?


Había calma, pero no claridad. Era  como de esas situaciones aparentemente tranquilas, pero que sabemos tienen una tensión subyacente que la absorbe y consume al que la vive.  La calma del desasosiego, de la incertidumbre, quizás del miedo.


De ese modo  y  con muchos pensamientos en mi cabeza, seguí mi recorrido y pasé el resto de la tarde observando a Noviembre en su última tarde, y a mis sentimientos entre los barrotes de mi corazón (aclaro, tienen privación de libertad, en modo preventivo, mis sentimientos) 

¿Que espera la lluvia al caer en el mar? Además de sacudirla y agitar sus olas, ¿que espera?

¿Siemplemente viene, con fuerza… la toca y se va? ¿ese es el motivo de tu llanto, Noviembre? 

¿O es tu dolor que se desata y cae a gotas, haciendo a más de uno testigo de ello?

¿Quieres limpiar el dolor con esa lluvia, Noviembre?

Y Noviembre, como todo un caballero guardó silencio… no me dio de sus intríngulis, solo me mostró su cara gris que me dejó mirando al horizonte.


Entendí con este Noviembre que se va…que por muy intenso que sea el sentimiento, a veces es mejor callar.  Nadie puede evitar que sintamos lo que sentimos, pero si se puede evitar que eso invada todo a nuestro paso.

Así como este amigo Noviembre hoy se va; también todo y todos nos iremos… ante eso, sólo puedo decir como dijo  Benedetti (el de mi trío favorito): 

-“Pero , no te  vayas”.

El amor es sin medida… pero a veces debe ser a la medida de quien lo recibe. Sino, pareciera que no sirve. Y es algo para aprender y meditar.

El amor es intenso… eso significa que opera tanto para la risa así como también, para el llanto.

El amor es un camino de dos vías… aunque lo que se reciba sea lo inesperado.

El amor es amor y no cambia… por mucho que sus protagonistas comentan errores, él no deja de ser.

El amor y la vida se quedan… el resto, los que no sienten, como los meses se van.

Yo sigo aquí, te despido Noviembre, siente y sigue…  realmente gracias por no ocultar tu cara de mi, la del amor y la del dolor (eres de los míos, definitivamente si).

Y tú… espero que también sientas y no sufras porque se va,  como nos iremos todos, como alguna vez, quién sabe cuando, aún sin darte cuenta, yo también partiré.

(Como Noviembre siento, aunque ya procuro no decirlo, y como al mes, este mes que se va,  los colores se me ven).❤️

Anuncios

Creer…🌳

A veces nos toca ser árboles, en tiempo de otoño… por diversas pruebas, situaciones y desamores, quedamos desnudos o sin hojas.  Y para completar la dureza de cualquiera de estas situaciones, el invierno llega corona y azota el frío.

Sin embargo, como árboles nos mantenemos en pie… con la firme esperanza que la primavera llegará y nuestra vida de flores se cubrirá.

Quien quiere ver llegar la primavera, se prepara para las flores…

Si las lágrimas hoy no cesan de brotar, hay que dejarlas salir… sin embargo tan pronto acaben, preparémonos para recibir a la mejor de nuestras sonrisas e invitémosla a quedarse no sólo en nuestro rostro, sino en nuestro interior; entonces seremos de los que sonríen con el alma.

Como árbol, acepto las temporadas, pero no me resigno a quedarme sin florecer.

Tú eres mi primavera… y sin hojas (desnuda) te espero… serás el motivo de que nuevas hojas renazcan en mi como sonrisas y que las flores me visiten como signo de que disfruto la vida.

Creer significa estar en en medio del frío y las sombras y empezar a sentir desde ya, la llegada del color y la luz.

Yo creo que vendrás y yo sigo de pie…

🌳

La pasión, el amor… la flor 🌹❤️



La pasión
llega y sacude, nada vuelve a ser igual.  El amor como rosa abre los pétalos de nuestros ser y éstos irremediablemente buscan la fuente que los sustenta, que los inspira, que los hace crecer.

Lo sentidos como partes del rosal, van despertando uno a uno… la mirada persigue al amor que se pasea unas veces lento,  otras casi imperceptible de tanta rapidez. Lo que entra por nuestros oídos se queda a vivir en nuestro ser, y la melodía del amor se desliza suavemente moviéndonos a su compás.  El tacto se vuelve cosa de vida o muerte, como tenue caricia sobre el pétalo de la rosa, el amor toca nuestras fibras, la pasión nos inunda y sentimos mucho más allá de lo que nuestros dedos o piel pueden percibir.  Aspiramos su delicioso olor, así como el de las rosas y en un suspiro nos transporta al lugar de ensoñación.  Sus sabores son dulces, exquisitos… son esos mismos, que nos dejan a menudo, con ganas de mucho más.

Eso una vez que entra a nosotros por todos nuestros sentidos y se queda a vivir en nuestro corazón y nuestra alma de esa manera magistral, ya nunca podrá ser ajeno a nosotros.  Esa flor estará allí, con su esplendor, con su color, con su olor, con su sabor, sembrada en nuestro interior.

El amor es el centro de la flor, la pasión los pétalos que la adornan, que abren, que invitan.  

Sembrada en el jardín estaba, hasta que la pasión del amor, con su fuerza me sacudió y me hizo florecer.  En cada uno de mis sentidos he visto tu nombre dibujarse en cada pétalo que se abre, en cada sensación que se produce, en cada sentimiento aún inimaginable.

Sentir que el AMOR llega con su pasión, es la mejor cosa que nos puede ocurrir y lejos quedan los días en que la tierra era estéril y nada florecía en ella, en los que era cosa imposible el ver el color de la flor.

Sentirte es un privilegio… me hace ser como la flor.

Una flor sin abrir en un día cualquiera 
Es una historia sin empezar, sin que llegue primavera
Con colores que no se ven y cerrada sin amor
Es una flor que no abre, una vida con dolor.

Cuando a su vida llego, la sorpresa del amor
Sus petalos se abrieron, fueron buscando al sol
Ahora fluye más s contenta, muestra, exhibe su color
El amor trajo con él, el impetu y la pasión.

Sentir que el amor llegó, que llenó así mi vida,
Es saber que no hay adiós, ni lugar a despedida

Te siento, y tu presencia en mi ser es recibida
Y aunque llegaren las lágrimas, siempre me das alegría.  🌹❤️

Abrazo… me abrazas, te abrazo

Un abrazo. contiene el universo en sentimiento, dulzura, compañía y ganas que somos capaces de sentir…. por eso al compartirlo se trasmite nuestro ser. 

Un abrazo es todo lo que somos capaces de dar…  es entrega, es presencia, es una palabra, es una mirada que te sigue a donde vas, es un ¡hola! al descuido, pero con la intención de que te sientas querido, es un amanecer que te acaricia y un atardecer que te cubre…. un abrazo es una Luna que sonríe y un Sol que brilla desde mi corazón hasta el tuyo.

Abrázame, y podré sentir tu corazón latiendo junto al mío, te abrazo y podrás sentir como vibra mi alma junto a tí.

Todo lo demás es pequeño ante ésto, estás aquí… te abrazo a ti.

Un abrazote…. siempre que pienses en mí.

Del silencio… 



La comunicación es compleja… 

A veces nos callamos y eso simplemente expresa toda la atención que podemos prestar a las palabras o sentimientos de alguien.  Esos silencios, coyunturales, abren el grifo a muchas palabras que luego se expresaran con el mayor sentimiento y tal vez la máxima dedicación.

Pero… hay palabras que son más fulminantes que cualquier largo silencio.  Por lo general monosílabos que expresan desdén, hastío y hasta fastidio. ¿Alguna vez te ha pasado que escribes algo o hablas con alguien y puede que eso te lleve 100 palabras o más, dependiendo el medio o la ocasión , y solo recibes una respuesta monosilábica?  Si no te ha pasado… espera que tarde o temprano llega.

Cuando eso ocurre, cierto que uno termina diciendo… ¿pero que fue lo que dije… o mejor dicho no dije? ¿Será que el receptor está en estado catatótino? ¿O sus sentidos en modo simplemente “off”? Jajajaja bueno cualquiera de estas cosas pueden ocurrir, y hasta más, pero el, punto es que la comunicación lleva palabras y silencios y ambos son partes del mensaje.

Soy persona de silencios… aunque quizás no lo parezca tanto, pero me gusta disfrutar de escuchar el latido de mi corazón y del corazón de alguien que me importe (el sonido de ambos… juntos, es sin igual).  También conozco y sé del silencio que es método de castigo o tortura, del hacernos “el importante” y del que solo viene firmado con la palabra “orgullo“.  Ese silencio, hace que el punte de la comunicación se vuelva un lugar fantasma, un territorio inhóspito donde nadie quiere estar, y se hace misión imposible tan solo intentar cruzarlo.

Evaluemos hoy un poco lo que decimos y lo que callamos, porque eso depende la comunicación que tengamos.

Un silencio
Puede hacer que nazcan
1000 o más palabras..
Pero también, un silencio
Puede matar todas las dichas

Demos de nosotros en cada palabra o silencio, con el objeto de llegar hasta el,otro y hacerle sentir que tan importante es para nosotros.

Yo me comunico, te digo, te escribo, te pienso (quizás más de lo debido) y quiero que mis palabras sean portadoras del mensaje de mi amor, de mi emoción, de mi pasión, de mi servici, de mi entrega, y sobre todo quiero, que sean creíbles para ti.  Y con respecto a los silencios…. que en cada uno tengas la certeza de que te estoy prestando atención, de que estoy en la ocasión, de que eso es lo mejor (en ese momento).  Retiro cualquier silencio que te haya golpeado con frialdad y agregó a eso el calor de mis palabras de hoy.

Me comunico, te expreso lo que soy, aún en mi silencio. ❤️

Despierto…


Este amanecer que brilla en su esplendor,
viene a decirme al oído que está despierto mi amor…

Oigo sus palabras y doy gracias porque estás ahí,
al otro lado del sol y siento aquí tu calor.

Desde aquí, mis buenos días
para alegrarte la vida.

Quiero que además de despierto,
estés alegre y contento.

Gracias por venir (con el sol)
por eso te doy mi amor.

Despierto… tú, estás despierto!!!

Cuando nos viste el amor…


Cuando recibimos una invitación para algún evento o lugar especial, siempre pensamos: 

-¡uhmmmm! ¿Qué nos vamos a poner?

HOY, la invitación es para el AMOR… si, para el AMOR.  Siéntete invitado al amor, y tómalo como lugar a donde quieres llegar, camino por donde andar y paisaje que observar, en resumidas cuentas, todo.

En función de eso, escoge vestirte con el mismo, en sus colores, con sus matices, con sus palabras, envuélvete en la deliciosa sensación de  amar y sentirse amado; eso es algo que no se puede definir con palabras, pero que nos deja el camino abierto para muchas sensaciones, tanto corporales como emocionales.

-¿Ves la flor? Siempre lista para la ocasión. Ella tiene sus colores, es quién es, sin más.  Y del amor qué hay en ella, simplemente da… sin artilugios, sin poses sofisticadas, dá a lo natural.

Así mismo el que AMA, va cubierto de su amor, no se quita y pone el ropaje a conveniencia sino que de su propia esencia va vestido en la ocasión.  ¿Y sabes que? Es un traje que no es de apariencia, quizás no es tan llamativo como otros, pero es de un valor extremo, porque quien va vestido de amor, sale dispuesto a entregar la vida por quien ama. Eso simplemente es el AMOR.

-¿Quien se puede resistir? 

Cuando vamos vestidos de amor, es que ocurren cosas maravillosas, se abre el espacio justo, en la dimensión mágica, eso que llamamos tiempo “coincide” y con la persona indicada, la ropa simple, esa normal, empieza a sobrar… porque simplemente no hay nada que ocultar. Y queda el amor vistiéndolo todo, llenándolo todo, haciéndolo todo.

Viste hoy de Amor y conquista aún al corazón más duro y sombrío, y regálale la oportunidad de volver a brillar, solo con verte pasar.

🌸🌷🌸🌷🌸🌷🌸🌷

Voy vestida con amor
Voy vestifa con pasión
Voy queriendo comprender
Voy llegando hasta tu ser.

Me acerco llego hasta tí
Vestida de amor, asi
Tús ojos ya me dirán
Si tú te resistirás.

Ya estoy aqui
Ya junto a tí
Ya me vestí
Y desvestí.

💟💟💟💟💟💟💟💟

Cada vez que a tu encuentro voy, vestida y llena de anor estoy. Quizas en el camino he peedido algunas piezas, y el amor sufre algunos reveses, sin embargo el traje mas inporysnte, el de mi corazón sigue cubierto de ese sentimiento que tengo por ti, el amor sigue allí, visto para la ocasión…
¿Tú te puedes resistir?