Diferentes… o camuflados?🎨

A veces pareciera que confundirnos con el entorno que nos rodea, resulta la opción más práctica y cómoda de llevar la vida.

Ser diferente, no pensar como la mayoría, exponer lo que se siente, con respeto por los demás, pero sobre todo con respeto por uno mismo, muchas veces puede no resultar tan agradable para los que nos rodean.

Entonces terminamos con el camino de la vida lleno de un camuflaje que nos oculta a todos (unos de otros).

Le tememos tanto a la censura, que preferimos convertirnos en el mismo color que tiene el dedo que la ejerce, el que señala, acusa y condena, y con eso nos sentimos librados por un momento… pero ¿cuánto tiempo durará eso?

Si estamos a gusto con el color del entorno y por tanto nos confundimos con él, es lógico que queramos mantenernos así. El detalle es pretender ser uno más del montón, cuando hay algo que grita dentro de nosotros mismos que podemos marcar una gran diferencia.

Tenemos la opción de ser camaleones ante lo que nos rodea (personas y cosas) o simplemente aportar nuestros propios colores a todo lo que de alguna manera forma parte de nuestro mundo.

—¿Qué eliges? ¿Usas tus tonos o es mejor esconderte en el de otros..? 🎨

Anuncios

De las cosas cotidianas 11… que te inundas, que te pasa!!! 💧

Algunas vez te has levantado y al colocar el pie en el piso… ¡descubres que está mojado!

En estos días, me amaneció así, entre aguas…🙄 llegue a la estación más fija de cada día, la cocina, y entre el apuro que trae el hacer todo para estar a tiempo, mis pies se encontraron navegando…

El piso se convirtió de manera mágica en el espejo del techo… ¡claro, el agua lo acercaba!

Una gota, una sola gota de esa constantes, de las que piensas que algún día se cansa de “gotear” pero que así no sucede, bueno de esas.

No se atendió a tiempo, no se cerró la llave de paso que debía, no se hizo esto, no se hizo aquello y en fin… abundan las excusas cuando los momentos malos llegan.

—¿Porque ocurren estas cosas? Me preguntaba yo en mi mente, mientras lidiaba con el disgusto propio de una situación cómo está.

Entonces, inevitablemente vinieron las lecciones.

Más allá del agua, del charco formado, de mojarme los pies y que todo se atrasara, de escuchar el sermón de la mañana buscando culpables, cuando lo que sucede es que quien debe hacerlo, no lo hizo… me llegó la reflexión para mi. Y es que:

💭Debemos tener sentido de la oportunidad. Ser asertivos.💭

Cuando la gota comienza a caer, nos da la oportunidad de buscar una solución sin que ocurran males mayores, pero si lo dejamos así, esperando de de forma mágica que el asunto se solucione, simplemente estamos abonando la tierra para que algo que no nos guste, florezca.

Era más sencillo arreglar una gota, que cambiar luego hasta un gabinete que se dañe por el agua o tener que con vergüenza aceptar los reclamos de un vecino que diga: —”tu gota” me abrió un hueco en mi techo.

En fin, el efecto cascada por no actuar cuando podemos hacerlo, no en emergencia, no porque no quede otra opción, es incalculable. Lo que me lleva a reflexionar en que vale más estar estamos atentos a lo que ocurre en nosotros; para así evitarnos males y dolores mayores.

Me quede pensando en mi… y cual es esa gota que continuamente cae, perforándome el ser y abriéndome una grieta… y me pregunté (y aprovecho y te pregunto):

—¿Esperar a que se desborde es mejor que actuar ahora? Por su puesto mi respuesta ha sido que ¡No! (¿Como ha sido la tuya? No se)

Entonces nada, me voy acercando en este andar entre mis laberintos internos, a donde está la gota, y por lo pronto cierro la llave, para evitar ser más receptor de una “inocente” y pequeña gota, que si la dejo así, puede perforarme el alma. Debo decidir, cambiar la llave, quizás de lavaplatos y quién sabe de pronto hasta de casa…

Lo cierto es, que no sirve solo accionar por reacción. El mayor valor de una acción, es llevarla a cabo en el momento justo.

En eso andamos… escuchando el ruido que hace la gota al caer, proponiéndome hacer lo necesario para que no me inunde y no terminar con el ser, como un piso mojado destilando gotas amargas por cualquier lado. No, definitivamente, me niego a eso.

A destiempo… tarde. 😔⛈

Todo tiene un momento justo (eso dicen), lo que hace que también exista el llegar tarde, el estar fuera de lugar, a destiempo.

El amanecer es algo que viene diariamente, pero ese mismo “cada día” tiene su tiempo. No podemos ver amanecer ni antes, ni después que sucede. A veces estamos despiertos mucho antes de que llegue, y sin embargo por las mismas cosas cotidianas o porque nuestros sentidos estén nublados por algo, no alcanzamos a verle. El sol esta arriba y es hermoso, pero el momento de su salida, ya lo perdimos… habrá que esperar hasta otro día.

El examen para el que quizás nos preparamos, pero al que llegamos tarde, por circunstancias como el tráfico, y como consecuencia, nos dejaron afuera. Tal vez tengamos la oportunidad de repetirlo, sin embargo la puntuación a considerar será menor, entonces aunque aprobemos, no podremos obtener la máxima nota deseada… aunque con menos también se vive.

El dolor que sientes en una situación crítica, que te lleva a desear con desesperación que esa persona importante para ti, esté ahí. Aunque solo sea para estar en silencio tomando tu mano y sin embargo, no está. Quizás después esté muchas veces, pero las lágrimas que se acumularon y te ahogaron no las podrá borrar.

El querer expresar lo que se siente, y por diversas causas posdatarlo con la esperanza de dejar de sentirlo o que todo esté correctamente dispuesto para hacerlo. Se pierde el impulso, se agigantan los miedos, las situaciones cambian y se hace más grande el abismo a cruzar para sólo decirlo. La vida sigue y se respira, pero lo que pudo ser se atrofió en la negligencia de la falta de expresión.

Llegar tarde a la aurora
A destiempo, es no gozar de
Sus colores, de sus silencios
Es conformarse con que el
Sol brille y contemplarlo
Es no saber que llega el día
E invitarlo.

Estar fuera en el orden
De los compromisos,
Es quedarse al margen de
Las obligaciones,
Es estar en peligro de perdernos
Y de estar sujetos
A sanciones.

El no acompañar en
El momento justo,
Estar ausente en la
Situación dura de
Quien queremos
Nos distancia, nos aleja
Nos vuelve ante el dolor
Fríos,
No estar ahí,
Nos vuelve ajenos.

Llegar tarde a deshora
Al amor verdadero,
Nos hace estar heridos
Para siempre.

Permite que sea otro (a)
Quien vaya de su brazo
Quien tenga para si,
Todos esos “Te Quiero”
La prisa de unos hace
Que su historia comience
En lugares distintos
Antes que nos
Crucemos,
Y eso marca la
Separación del camino,
El andar separado,
El reconocernos.

No esperes,
Ve por eso,
Que quieres para “ahora”
No dejes que el destiempo
Te lo quite,
Abre los ojos,contempla
La belleza de la aurora,
Salta ente los carros
Llega a tu evaluación
Obtén tus puntos,
Expresa lo que sientes
No lo calles
Que la vida es
Un destino de llegada
Pero con muchas calles.

Ándalas, no temas
No te conformes,
No dejes que
Lo tarde,
Te sepulte
No te detengas
Construye tu tiempo
Y se de los que
Vive
Con sentidos despiertos
A calificación ganada,
A amor en descubierto.

Amor… a libro viejo 💭❤️

Entre páginas gastadas, se expresa a veces lo que ya sentimos.

El amor entonces se vuelve un libro viejo, lleno de polvo, que a veces ya ni se lee, que se cree saberse de memoria todas sus letras.

Leer en voz alta, no es una opción; leer a corazón abierto sería inusual. Todo está en el polvo, que se acumula día tras día. Eso es propio de la resignación, del que no espera.

Pero el tintero está lleno, y las letras le tumban. Esas que hablan del amor nuevo, del real, del que no perdió sus ganas en la simple costumbre. Existe y no se rinde.

Se empieza de nuevo, hay páginas dispuestas a ser inauguradas y la pluma al tocarlas, las reaviva. Penetrando el sentimiento.

Entonces se está ante una nueva historia, una que cuenta de amores alcanzables, de corazones que no se dan por vencidos, de líneas que existen y páginas que se llenan. Sigue girando el sueño.

El Amor es una literatura que no se acaba, páginas que son pasadas con la brisa del deseo, pero que también se pegan con lo mojado de una lagrima derramada. Llama encendida.

Esto le permite estar vivo, y las letras le acompañan, le sirven de canal, de espejo, se convierte en uno con el mismo. Presencia intensa.

Mi mano se inunda, del amor de las letras, y juntos corren para ser expresados , no hay forma de detenerlos. Sin que exista recepción quizás, sin interés abierto, expreso lo que siento, para que no se pierda, para que no pese sobre estos hombros, el haberle dejado ahí, sin vida, casi muerto. Sentimiento que en rebelión se enseña.

Como libro guardado, en el polvo, en silencio; no se resigna el amor, él tiene la magia de convertirse en nuevo. Pasar páginas, llenarlas, escribir la nueva historia, el estreno de un cuento. Se vive con el verso.

(Repaso mis páginas nuevas, contigo)

Silencios… shhh 🤫

Silencios

Los que ocupan al alma, cuando decidimos sentir, sin decir nada.

Los que vienen sin agenda y se escapan unos corriendo de las sabanas, otros entre almohadas mojadas.

Silencios

Que se hacen eternos si esperamos, tan siquiera una palabra; y esta solo se pierde y no llega jamás a ser escuchada.

De esos silencios que avanzan tristes y dejan lágrimas deslizándose sin motivos aparentes. Esperanza desahuciada.

Silencios

A esos que les tememos cuando hemos hecho algo que lastima, y nos encontramos con que el otro, no responde nada.

Esa misma ausencia de palabras, que hace un ruido ensordecedor en el corazón de quien ama.

Silencios

Alguna vez un privilegio, tranquilidad, tiempo para dejarse recorrer el alma.

Otras desasosiego, espera incierta, desangre total de las ganas.

Silencios

Que se abren y nos tragan.

Que los ofrecemos en castigo a otros.

Silencios

Para dejar al amor pasear, sin que lo interfiera el ruido.

Para pensarte sin interrupciones, sin recatos, sin inventos colectivos.

Pequeños detalles, grandeza en la vida👀❤️

La vida…

Llena de forma milagrosa

Por las pequeñas cosas,

Aquellas que a veces ni siquiera

Vemos,

Otras que nos empeñamos,

En perdernos el regalo

De percibirlas con el

Corazón .

🍃La pequeña hoja de un árbol, una entre mil, pero igual importante acabada en todos sus detalles, exquisita.

🌞Un solo rayo de sol que queda luego de un día luminoso, o el único que se deja ver entre horas oscuras. Casi imperceptible ante nuestros ojos, y aún así, muestra extraordinaria de luz.

💧Una pequeña lágrima resbalando por el rostro de quien tiene el sentimiento más grande produciéndola. Intensidad concentrada en el brillo del ojo que la derrama.

🆓Una sola palabra quizás de apenas cuatro letras, que trae consigo la sonrisa, el consuelo, el encuentro. Un hola a veces puede salvar una vida.

🐦El sonido sutil de alas que se agitan, en un cuerpo diminuto que se atreve a alzar vuelo y a hacer que el cielo le pertenezca. Ese sonido sabe a libertad.

💓El latir del corazón, imperceptible, casi anónimo, teniendo la certeza en sí mismo que bombea vida en cada movimiento.

💭Un pensamiento, por muy fugaz que quiera que sea (que no es), que me recuerda lo que siento.

Esas pequeñas cosas, llenan de extraordinaria grandeza la vida, si no insistimos en no percibirlas.